PALACIO NACIONAL

Los ‘youtubers’ llevan agresores


Alejandro Lelo de Larrea

¿Tan mal está México que ya hasta cubrir las conferencias de prensa del presidente puede ser motivo de agresiones para los periodistas?

Lo digo porque ayer un grupo de "youtubers" –que en Palacio Nacional les han concedido acceso a las conferencias de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador–, llevaron a sus seguidores, quienes terminaron agrediendo a los periodistas.

Alrededor de las 08:30 horas, en la puerta de Palacio que está sobre la calle de Moneda, se posaron unas 100 personas y cada que salía algún periodista, camarógrafo, fotógrafo –que habían estado en la conferencia del mandatario–, proferían insultos: "Pinches chayoteros"… "prensa vendida"… "corruptos"… "¡youtubers sí, chayoteros no!", gritoneaban.

Los "youtubers" que los convocaron, ahí estaban tomándose fotos con algunos de ellos. Miraban lo que ocurría. Nada hacían. Silencio cómplice.

Entre los periodistas dominó la prudencia. Caso omiso a los insultos. Por supuesto, el temor es que si hacíamos algún comentario vendría la agresión a golpes. Por eso nadie los grabó.

El día previo, el vocero presidencial, Jesús Ramírez, posó en fotografías con esos "youtubers". Postearon las imágenes en sus redes sociales. Por eso, varios periodistas nos preguntamos: ¿Presidencia permite la entrada a quienes traen gente para agredir periodistas?

La Presidencia debe establecer criterios acordes a la investidura de López Obrador para decidir quién entra y quién no a las conferencias. Prevalece la idea de que quien tiene muchos seguidores e influencia en redes puede entrar. En esa lógica, no habría cupo en el Salón Tesorería.

Como filtro, deberían proscribir la entrada a quien emplee un discurso de odio e intolerancia; a quienes difamen, agredan, insulten. ¿A poco es pedir mucho?



Columnas anteriores