POLÍTICA DE HOY

¡Urgen changarros!


Samuel Cantón Zetina

La economía de Tabasco cuenta con tres componentes: Gobierno, Petróleo e Iniciativa Privada.
 
El primero avanza de acuerdo a lo previsto, con ajustes severos.
 
Mientras, un cierto “boom” de los energéticos -nada comparable a lo pasado se vislumbra con la refinería, reactivación de pozos, arribo de SENER y otras inversiones millonarias.
 
Sin embargo, en lo que respecta al sector privado, no se mira nada.
 
En Tabasco, hasta donde se sabe, las MIPYMES -micro, medianas y pequeñas representan más del 90% del total de las empresas y de los empleos de la población, y aportan sustancialmente al PIB estatal.
 
La importancia de los “changarros”, como Fox los bautizó en su sexenio, y como proliferan en EEUU, se desprende de este dato: en las 8 ramas de la actividad económica local, las micro significan 95%, contra 3.47% de las pequeñas, y el resto medianas y grandes.
 
Resultan pues, las iniciativas de autoempleo, ocupación familiar y subsistencia precaria, la auténtica base de la economía choca. 
 
De alguna manera, el comercio informal “marca” a la autoridad por dónde debe ir.
 
No obstante, aunque difícil de creer, los porcentajes de defunción de las empresas son elevadísimos, y muy cortos sus ciclos de vida: 70% en los primeros 5 años, y sobrevive apenas el 11% a los 20 años.
 
Aquí, la tasa de crecimiento de los changarros era de 19.9%, y desaparece 28.8% (-8.9%), déficit que nos tiene como un estado sin crecimiento. 
 
La administración pública arrastra casi 80 mil burócratas, de allí el anuncio de que se reducirá 1,500 plazas, y el sector hidrocarburos requiere de personal muy específico.
 
No hay más, para generar empleos masivos, que crear incentivos (de impacto y duraderos) en apoyo de las MIPYMES, y bajar drásticamente el costo de la energía eléctrica a quienes producen.
 
En el Edén tenemos que dejar la politiquería, y de hablar todo el tiempo del Gobierno, para abocarnos a generar riqueza y abatir en sus causas pobreza y violencia.
 


Columnas anteriores