PALACIO NACIONAL

Políticos y farmacéuticos


Alejandro Lelo de Larrea

Desde inicios de su gobierno, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido recurrente en mencionar la grave corrupción que encontraron en la compra de medicamentos. "El huachicol de las medicinas". Así le llaman.

Detectaron que existe un sobreprecio de alrededor del 25%, y lo peor es que escasean en los centros de salud y hospitales. De los 80 mil millones de pesos que se ejercieron en 2018, cuando menos 20 mil se pudieron ahorrar. Es el reporte que llegó a las manos del Presidente López Obrador por parte de la Secretaría de Salud, en el que se incluye información del IMSS y del ISSSTE.

López Obrador también ha señalado que en esta compra de medicamentos a sobreprecio participaban hasta políticos.

No ha dado nombres públicamente. Pero información de primera mano obtenida por este reportero arroja de entrada dos nombres de políticos priístas mencionados en los reportes: el exdiputado y exsenador Emilio Gamboa, y el exgobernador de Tabasco, expresidente del PRI y excandidato presidencial, Roberto Madrazo. Hay varios más, me aseguran.

Ayer, a López Obrador se le preguntó de forma concreta si el aspirante a presidir el PRI, José Narro, secretario de Salud de la anterior administración, tenía conocimiento del tema, y aseguró: "Había cuando menos omisión, porque se compraban medicamentos caros".

En el informe que entregaron al Presidente, hay al menos 15 empresas que acaparan más del 80% de las compras de medicamentos por parte del gobierno.

Las más significativas: Grupo Nadro y Grupo Maypo; detrás de éstas: Inovamedik, Isos Pharmacorp, Corporativo Giormar, Samedic, Hova Health y Grupo Marzam.

En los próximos días, López Obrador hará este anuncio bomba.



Columnas anteriores