Vientos Esotéricos

Bases educativas en otros países


Gaby del Valle

Lecturas: 518

Cuando observamos los sistemas educativos de otros países, aprendemos y entendemos el desarrollo de cada cultura, lo que nos ayuda a fortalecer la educación de nuestros hijos, porque jamás olvides que el principio educativo comienza y termina en casa… la escuela es
 
intermedia, y tenemos la obligación de apoyar a los maestros, además de reforzar los puntos débiles de los chicos de casa.
 
Holanda invierte en educación, las escuelas privadas reciben fondos del Estado para ejercer su labor educativa. Entre los pilares se encuentran: la igualación de todos los sectores económicos y etnias a través de la tecnología (todos tienen acceso al mundo digital); el desarrollo del sentido crítico; promoción cultural y aprendizaje de otras lenguas. Más que memorizar, se enseña a “aprender a aprender”. Fomentar la colaboración, la independencia y el uso de las tecnologías y las maneras lúdicas de acercarse a las asignaturas.
 
Finlandia. El modelo educativo finlandés se caracteriza por ser exigente en un aspecto pero más flexible en otro. Los alumnos tienen 5 horas de clases y no se llevan tareas a su casa, por lo que los chicos tienen mucho tiempo para usar en actividades extracurriculares que los estimulen y seduzcan sus intereses individuales. Los salones tienen espacios de juego y están decorados para estimular al máximo la creatividad. Nada de salones grises y barrotes.
 
Canadá. Los alumnos tienen la posibilidad de que sus clases se dicten en francés o en inglés, gracias a que Canadá es considerado uno de los países líderes en educación bilingüe. Los chicos estudian de manera obligatoria desde los 5 o 6 años y hasta los 18. Se da atención personalizada al alumnado inmigrante y se focaliza en la aceptación de la diversidad en el aula. La educación social y emocional tiene como horizonte prevenir las situaciones de agresión y acoso escolar. Canadá tiene uno de los índices de graduados de universidades más altos del mundo.
 
No olvides escribirme si quieres saber cómo te irá.


Columnas anteriores

visitas