¡AH, CARAY!

Es que no me tienen paciencia


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 1270

Nomás porque lo está diciendo en febrero, le creo a Marcos Rosendo, el flamante Secre de Gobernación de Pozolandia.

Asegura que en el equipazo de lambiscolaboradores del Góber Adán, hay lealtad y cariño a toda prueba.

Se aman los unos a los otros; ni una grieta, caray.

Todos a una voz, cero murmuraciones; cierran filas al unísono, nada de cuarteaduras ni filtraciones, así el demonio meta la cola queriendo desestabilizar con el chisme que Aguirre Carbajal, no la hace como Secre de Seguridad. No pasa nada. Todo mundo sabe que Jorgito la va a hacer, nomás hay que tenerle tantita paciencia; es la curva de aprendizaje.

Al cabo los pozoleros ya aprendieron a cuidarse unos a otros; a una sola voz le caen al malandro y lo hacen papilla; a dormir con un ojo abierto y un garrote de guayaba al lado. A tranquear con piedra y lodo las puertas; a montar bicicleta y triciclo con un machetón acapulqueño atravesado.

Así es la vida, diría don Justo Naranjo. Pa' acabar pronto, George Aguirre se queda porque se queda, dice el Góber. Ya está puej, no es pa' tanto…

Como aquellos que se han partido el lomo chambeando día y noche, pa' que no haya la menor sospecha de fraude electoral, doña Maday Merino y su gente del IEPC, dice que nanay se bajarán el sueldo que con tanto sacrificio devengan.

Hasta les chorrea el sudor sacando los resultados electorales más limpios y transparentes que las aguas del Carrizal. Qué bárbaro, ya ni la burla perdonan…

¿Por qué rayos las centrales obreras como FTOT, CTM y CROM, andan peleándose las chambas que deberían ser pa' los campesinos, como eso de andar plantando arbolitos en el Programa Sembrando Vida?

Ya fueron a meter su cuchara en las rancherías, exigiendo sus cuotas, y si no, ahí está la machetiza como la de hace unos días en el C-31.



Columnas anteriores

visitas