¡AH, CARAY!

Del 27 a la Chichona


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 1345

En un relajo se ha convertido la máxima fiesta cívica de Pozolandia, el 27 de Febrero; pues resulta que algunos seudo historiadores le siguen llamando la batalla del Jahuactal, porque según que el 1 de Noviembre de 1863, empezó el agarrón entre las fuerzas representativas de Francia con Eduardo González Arévalo al frente y los nacionalistas encabezados por el jalpaneco Gregorio Méndez y el cardenense Andrés Sánchez Magallanes.

Pero neeel, tampoco les cuaja esa hipótesis, porque si a esa vamos, antes de la batalla del Jahuactal del 1 de noviembre, el 6 de octubre del año de 1863, Magallanes junto a un grupo de valientes defensores de la patria, todos mal armados, le pegaron una corretiza a los afrancesados que ya se sentían los dueños de la villa de Cárdenas.

El 7 de octubre, Magallanes ante la raza reunida en el vecindario, leyó la proclama antimperialista. Lo cierto es que el 27 de febrero de 1864, ya todos desgastados los invasores por la refriega, el mosquito y el calor, zarparon de San Juan Bautista, sin que fuera disparada una sola bala…

En 1964, Carlos A. Madrazo, al cumplirse el centenario de la expulsión extranjera, inauguró el parque de beisbol Centenario 27 de Febrero. En 1965, se inauguró en Cárdenas, el Mercado público 27 de Febrero, entre las calles Abraham Bandala y Leandro Adriano.

En el gobierno de Manuel R. Mora, se construyó el monumento a Andrés Sánchez Magallanes, más conocido como la Chichona; antes ya se había construido la estatua de Gregorio Méndez. No hay municipio en Tabasco que no tenga un ejido, ranchería, poblado, villa, calle o colonia, con el nombre de algún personaje de la gesta heroica contra la intervención francesa…

Qué pasa en nuestra máxima casa de estudios, la UJAT y sus autoridades, que no sólo son exhibidas en la Estafa Maestra, sino también por la Auditoría Superior de la Federación al no solventar debidamente más de 762 millones de pesos. Buena cátedra está dando Piña Gutiérrez y su equipo de lambiscolaboradores de cómo volver pito y flauta el presupuesto universitario.



Columnas anteriores

visitas