MANIFIESTO

No será burocracia dique en CORAT


José Chablé Ruiz

Lecturas: 1345

Hace más de cuatro años, el 23 de agosto de 2014, el Ejecutivo estatal ordenó la publicación en el Periódico Oficial número 7509, suplemento B, del acuerdo en el cual se reformaron diversos artículos del estamento que creo a La Comisión de Radio y Televisión de Tabasco (CORAT).

El Artículo 13 de ese decreto, define: "La CORAT para la realización de sus fines, podrá recibir el apoyo de las dependencias, entidades u órganos de las administraciones públicas, federal, estatal y municipal".

Vale rescatar el origen de la institución a partir del pensamiento político de su creador en 1983, el gobernador Enrique González Pedrero:

"El carácter público de la televisión de Estado -explicó el mandatario en su oportunidad- la obliga a adoptar un sentido de y formas de operación diferentes a las prácticas de las televisoras comerciales, pues ha de comunicar a seres humanos íntegros, no reducidos a sus roles de vendedores y compradores", enfatizó.

Con la aparición de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información como "las benditas redes sociales", la tarea y compromisos de los medios públicos es más compleja. Aún más, cuando de por medio está la corresponsabilidad de la austeridad republicana que, lejos de dispersar a la sociedad, orienta a la participación ciudadana en todos los ámbitos.

En ese sentido, la burocracia no es dique para la imaginación, creatividad y eficiencia que reclaman los medios públicos para dar opciones educativas y culturales al televidente y radioescucha ávido de encontrar salidas al mercado abierto o al de paga.

La democracia participativa que fomenta el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Adán Augusto López Hernández, requiere de medios públicos con profesionales de la comunicación al frente. No improvisados.

La tecnología de punta de CORAT, pierde significado y contenido si no cuenta con el equipo humano útil para su operación. Hoy la sociedad está urgida de medios públicos a la altura de los tiempos de México y la globalización.



Columnas anteriores

visitas