POLÍTICA DE HOY

MORENA: horas contadas


Samuel Cantón Zetina

Si las ruinas del PRD se caen a pedazos, y es imposible que MORENA vuelva a avasallar en 2021 -PAN no cuenta-, existe una gran oportunidad para que el PRI tabasqueño empiece a tejer su regreso al poder.

La salida de 9 diputados federales de las tribus, para irse al Santuario, fue la puntilla.

PRD debe multas al INE, impuestos ($285 millones) a Hacienda, está por abandonar el edifcio de Monterrey 50 por no tener para la renta, y cuando antes tuvo un CEN de 25 integrantes, ahora cuenta con una dirigencia de 5.

De sus 125 representantes en San Lázaro de 2006-2009, le quedan 11; y de los 29 senadores de hace 13 años, apenas 5 (si pierde otro, se extinguirá como grupo parlamentario).

La imposibilidad de que MORENA arrase otra vez aquí, se empieza a mirar en dos cosas: el creciente repudio ciudadano por los alcaldes que traicionan los fundamentos de AMLO (la mengua del poder supremacista comenzará en los municipios), y el elevadísimo costo que el Santuario tendría que pagar en términos de clientelismo y rentabilidad electoral, si Juan Manuel Fócil y Gerardo Gaudiano se apoderan de la bandera de la Resistencia Civil contra CFE, al fniquito -cuando se dé- del No Pago original.

¿Quién encabezará al priismo choco en esta encrucijada?

Bueno… si avanza en paralelo a MORENA, como a nivel nacional, el adecuado sería Manuel Andrade o Nicolás Bellizia. Como sea, en 2021 el Santuario perderá terreno; PRD habrá muerto, si una nueva resistencia no lo resucita, y el PRI renacerá, si elige bien.

Y DE MAÑANA…

A MUY buen acuerdo se llegó en el Senado a propósito de la Guardia Civil: 1.Tendrá mando civil. 2.- Sin Estado Mayor. 3.- Con temporalidad de 5 años. 4.- Se capacitará a las policías estatales y municipales. 5.- Sujeta al control del Poder Legislativo. 6.- Actuará sólo a petición de los gobernadores y la Jefa de Gobierno, y 7.- Los elementos que incurran en excesos o ilícitos, serán juzgados en tribunales civiles…



Columnas anteriores