DOBLE FILO

Inseguridad sin periodistas


Homero T. Calderón

El gobernador Adán Augusto decidió librar las batallas del presente y futuro sin los periodistas. Eso no obsta para que todos los días desde su oficina envíe información a los informadores. La primera pregunta sería: ¿Para qué enviarles sus planes y proyectos diarios si en los hechos los periodistas están desaparecidos?

Una sociedad como la nuestra precisa de información. Aunque provenga de estos "molestosos" seres llamados periodistas. Sin ellos, la sociedad podría quedar en medio del despotismo. ¿Cómo podría el gobernador iniciar una guerra contra los hampones sin la prensa, su caja de resonancia?

Recientemente, el crimen organizado envió a sus sicarios para ejecutar a "Chuchín" Ramos. Y lo hicieron con premeditación, alevosía y ventaja. No es el primer periodista ejecutado, pero sí el primero de este sexenio. Y en todas las ciudades de Tabasco hay crímenes a diario, aunque se organice a los policías por sector, por cuadrante, por región o por mega región.

El crimen está imparable y lo golpea todo. Los criminales, impunemente, fríen a tiros a quien quieren. Y nadie en Tabasco está loco para enfrentarlos. Ya nos lo dijo Andrés Manuel: "esto no es asunto de policías y ladrones". En todo caso, la delincuencia creció por la corrupción. Y Tabasco es un estado infestado de corruptos. Hay que invertir entonces en la prensa aunque ésta no le guste al gobernador. No creo que el gobernador pueda librarla sin los periodistas, aunque le cueste trabajo aceptar que este oficio de tinieblas es parte consustancial de cualquier sociedad humana. El gobernador necesita de la prensa, aunque la niegue…

NOTABENE: Hay en este su servidor una inercia que lo jala hacia los grandes constructores de México. Me gusta por eso el trabajo que realiza el ingeniero en estructuras, Ramón Morales Ross…TAMBIÉN en la SCT tengo otro amigo, este experto en vías terrestres, aeropuertos y puentes, el ingeniero Jorge Luis Bajo Soto, un sinaloense que domina su oficio de constructor. Afortunadamente, Jorge Luis ya es tabasqueño por naturalización. A ambos maestros universitarios –muy capaces ambosles envío mi consideración y respeto…



Columnas anteriores