PALACIO NACIONAL

De ‘malosos’ a ‘traviesos’


Alejandro Lelo de Larrea

Lecturas: 804

"Después de todas las cosas malas que nos han venido ocurriendo, empezamos a suponer que en este México hay un pequeño grupo, muy pequeñito, de 'malosos'... 'malosos' que quisieran que las cosas fueran como antaño. Pero yo les digo: ¡Están equivocados! Nadie detendrá a los mexicanos de hacer de México un país de justicia, de leyes y de progreso para los ciudadanos". Si le cambiáramos "malosos" por "traviesos", seguro esta frase se le podría atribuir perfectamente hoy día a Andrés Manuel López Obrador.

Pero no. No es de él, sino de Ernesto Zedillo, expresada en su primer año como presidente, el 23 de junio de 1995. Otra época. De ceremoniosos.

Tal fue el nivel de críticas para Zedillo, que hasta tuvo que ofrecer disculpas. "Lamento mucho haberme tomado esas libertades de lenguaje… Trataré de no ser demasiado coloquial", dijo 3 meses después.

Un término para referirse a una conducta o grupo social (¿o quizá político?). Palabra que acaso es una pieza del rompecabezas de lo que planteó Daniel Cosío Villegas en El Estilo Personal de Gobernar.

El vocablo más popular: "huachicol" como sinónimo de robo, con el sello personal de López Obrador. Y el más nuevo: "traviesos", su estilo personal de llamar a los "malosos".

Referencias y contextos del uso de "traviesos" por parte de AMLO. A los huachicoleros: "Los 'traviesos' que pinchan los ductos". Otro: "No nos van a detener, porque hay unos 'traviesos' que piensan que nos van a frenar en nuestro propósito de acabar con la corrupción"… "Los 'traviesos' que están jugando a las vencidas"… "Hay gente que se está portando muy bien, pero pedirles a todos, hasta a los 'traviesos', que se actúe con responsabilidad". De "malosos" a "traviesos".



Columnas anteriores

visitas