Rodlando por el vecino

Es amor del bueno


Rodrigo Mojica

Lecturas: 724

Rob Gronkowski bien podría representar al tipo odioso que es uno de los mejores amigos de Tom Brady dentro y fuera de la disciplina de los New England Patriots, pero lo cierto es que este personaje es uno que cae a toda madre.
 
Seguramente, aclimatado y sabedor de que esto del Super Bowl es un show mediático, el ala cerrada de los Campeones de la Conferencia Americana (AFC), antes de mostrar enfado por una larga sesión de preguntas y respuestas, en su estación de vez en vez lanza una que otra bromita.
 
Pero además el Rob profesa un respeto con tintes de amor por su compadre el Brady, que bien podría ser candidato a meme con todo y el poema que le mandó.
 
“Cubrir cualquier posición del campo durante 17 años es simplemente increíble, la velocidad, el peso específico en el campo, y el talento de Brady hablan de lo que es este deportista, simplemente insuperable.
 
“Recuerdo la primera vez que lo miré y lo saludé, pensé que me iba romper con sus brazos que son como cinco veces más grandes que los míos. Es un gran jugador”.
 
Tras aquella declaración de Gronkowski es casi imposible no pensar en la leyenda facebookera que a sus letras dice: Quédate con el que te dedique palabras como Gronk a Brady.
 
El mariscal de campo de los Patriotas, 17 años después de que se presentó y ganó por primera vez el trofeo Vince Lombardi, también ante los Rams, aunque en ese entonces (2002) de San Luis, mantiene la paciencia para ser parte de este juego que por mucho es el más atractivo en el mundo del deporte.


visitas