POLÍTICA DE HOY

¡Adiós al “chayo”!


Samuel Cantón Zetina

Lecturas: 2241

Se acabó el “chayote”, el soborno a periodistas y la compra de publicidad a cambio de lisonjas, mansedumbre y omisión.
 
Lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador al anunciar la creación del Sistema Público de Radio y Televisión, y dar a conocer los nombres de sus responsables.
 
Sostuvo que en un sistema democrático, es fundamental que existan los medios, para garantizar el derecho a la información, y que siendo entidades de interés público, el Estado tiene la obligación de ayudar y apoyar para que no cierren.
 
“Lo que está mal es la corrupción, que se dé el recurso a quienes hablan bien del gobierno, con el propósito de controlarlos”.
 
Su administración -dijo- va a transparentar el gasto en difusión, que este año será de $4 mil 200 millones, 50% menos, como ofreció en campaña.
 
¿Pero cómo surgieron los males que AMLO pretende erradicar? Los historiadores coinciden en que con Miguel Alemán en Palacio Nacional.
 
Y se produjo por la necesidad de complicidad que tuvo un gobierno corrupto.
 
El “chayote”, el soborno y la contratación de publicidad como “favor”, nacieron como hermanos trillizos de la deshonestidad gubernamental. López Portillo reclamó con su “No pago para que me pegues”, el carácter de soborno implícito en su compra de espacios. Cuando el viejo Excélsior perdió la publicidad comercial por su línea editorial, recurrió a Echeverría para que el gobierno reemplazara a la IP como fuente de financiamiento.
 
Don Luis tampoco estuvo de acuerdo con que el periódico mantuviera su independencia, mientras él le daba un millón de pesos al mes (de hace 45 años).
 
Alguna vez, en el cuarto piso de Reforma 18, el columnista escuchó cuando Julio Scherer le gritó a un anunciante en la oficina de Regino Díaz Redondo: “¡Usted está equivocado! ¡Aquí se vende espacio, no criterio!”. Sin atracos al erario, la relación sana y se regenera para convertirse en la simple obligación de un gobierno democrático de informar con la verdad.
 


Columnas anteriores

visitas