Altavoz

Alcaldes, los renglones torcidos


Fabiola Xicoténcatl

Lecturas: 1974

Cuando creímos que los alcaldes de Tabasco (15 de 17 ganaron postulados por Morena por el efecto AMLO, uno del PRD y uno por el PVEM) iban a irrumpir con fuerza a su llegada al poder en octubre de 2018, para marcar la diferencia y sacar la casta, la decepción es terrible. En algunos caso fue más de lo mismo, en otros, peor de lo mismo. Resulta reprobable que los nuevos ediles no hayan ni siquiera proyectado durante los más de tres meses que siguieron después de su triunfo del uno de julio, ninguna acción concreta a favor de la ciudadanía, sólo se han dedicado a administrar la desgracia de las alcaldías y municipios que les heredaron los que se fueron, y a quejarse de que no tienen dinero.
 
Lamentable que se dediquen más a gastar en banalidades como las bisuterías para el Día de Muertos, Festivales del Tamal, Festivales de Navidad, Pistas de Hielo, Roscas gigantes del Día de Reyes, etc, etc, etc, cuando las calles están despedazadas, las alcantarillas abiertas y rotas, las banquetas hechas añicos, los arriates enmontados, las avenidas y calles principales sin arbotantes, sin luces, sin agua potable, con miles de baches por doquier. Bueno, ni siquiera las calles de acceso a sus municipios están en buen estado, y eso que ya llevan más de 100 días en el gobierno. Pero eso sí, los negocios están a la orden del día y el nepotismo a todo vapor. Es tanto el descontento que cunde en los municipios, que ya los ciudadanos empiezan a añorar a los pícaros alcaldes que se fueron. Imagine usted de qué tamaño es el desgarriate que se traen. Ojalá que los presidentes municipales rectifiquen el rumbo torcido que están agarrando. Lo merecen los ciudadanos que soñaron con otro Tabasco, y salieron en masa a votar el pasado uno de julio. Lo merece la Patria, Adán Augusto y AMLO. Que se vean en el espejo de los que se fueron. Que saquen la casta. Que emprendan acciones inéditas, que asombren a la ciudadanía y qué se note la diferencia..
 
¡ LA REFINERÍA VA!
La refinería de Dos Bocas va que va. Tanto que en el Presupuesto de Egresos de la Federación de este 2019, la Refinería en Tabasco tiene asignado un presupuesto de 51 mil 929 millones, 842 mil pesos.
 
De esa cantidad, mil 869 millones 392 mil pesos se destinarán para desarrollar los estudios necesarios para definir la configuración de la construcción de ésta. La nueva refinería de Pemex en Paraíso, tendrá una capacidad de procesamiento de 340 millones de barriles diarios de crudo pesado.


Columnas anteriores

visitas