EL TABASQUEÑO

Acaban los 100 días de gracia a Morena; ahora, a cumplir


Héctor Tapia

+ Más errores que hits en el Congreso y las alcaldías.
 
+ ¿Sabrá Adán ya con claridad qué Tabasco quieren los tabasqueños?
 
 
 
Hoy transcurren exactamente los 100 días de gracia que los tabasqueños pueden darle a los 17 ayuntamientos que tomaron protesta el 4 de octubre pasado, y que en una arrolladora mayoría -88%-, están encabezados por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena).
 
A partir de hoy, los presidentes municipales deben estar listos para dar resultados. El tiempo de gracia debió ser aprovechado para ‘calentar el brazo’, -usando términos beisboleros-, es decir, para definir con claridad estrategias y programas con los que habrán de cumplirle a ese electorado que decidió que Morena debía gobernarlos.
 
El partido de Andrés Manuel ha tenido tiempo suficiente para ajustar reglas y leyes desde el Congreso local, pues suma hoy 129 días trabajando desde el legislativo. Además, Tabasco ha visto pasar ya 42 días de un gobierno federal encabezado por un tabasqueño.
 
Y aún cuando Adán ciñe sólo 12 días en el poder, todo el tiempo del legislativo local, más los cinco meses de ‘interregno’, debieron servir al gobernador para entender con claridad qué Tabasco imaginan los tabasqueños que votaron por él.
 
Los 100 días obligan a un balance de gobierno. Por eso, ayer Adán Augusto López Hernández sentó a puertas cerradas a los tres poderes del estado y a los ayuntamientos, para pedirles que no olviden que quienes votaron por ellos, lo hicieron pidiendo seguridad pública, austeridad y combate a la corrupción. En ese orden.
 
A partir de hoy Morena deberá ir comprobando -sólo habrá que darle tiempo a Adán-, que es el partido político que más se parece a Tabasco, un estado alejado del conservadurismo, sin bases sociales que crean en el discurso neoliberal, y que está a favor de políticas sociales que promuevan servicios universales en salud y educación.
 
El reto al que se enfrentan los tres poderes del estado es el de demostrar que sus promesas son posibles y compaginables con unas finanzas sanas y equilibradas.
 
• • •
 
Aún y cuando los 100 días sirven sólo para ‘calentar el juego’, es importante hacer una revisión de los hits y errores que ha cometido Morena desde su arranque el 3 de septiembre pasado como co-gobierno, al controlar con 21 legisladores el Congreso local. Y más tarde, el 5 de octubre, gobernando ya los 15 principales ayuntamientos del estado.
 
1. Desde mi punto de vista, el primer error cometido por Morena fue la designación de la Presidencia del Congreso, pues al colocar a una empresaria sin ninguna militancia ni experiencia política a la cabeza, debilitó por completo al Poder Legislativo, reduciéndolo a una simple oficina de oficialización de leyes y trámites.
 
2. Otro error, del cual los propios legisladores morenistas se quejan, fue el improvisado y acelerado recorte que significó una especie de auto flagelo o cuchillada al Poder Legislativo, pues aunque sí es cierto que existen dentro del Congreso onerosos gastos, faltó hacer un estudio que valorara a conciencia dónde debía hacerse el ajuste y no apresurar un anuncio mediático que le dejó a los diputados recursos para contratar asesorías de cinco mil pesos, lo cual golpea la calidad del trabajo legislativo.
 
3. Sólo habían transcurrido 16 días al frente del legislativo cuando Morena asestó otro golpe, ahora a los partidos políticos a los que quitó un 50% de las prerrogativas que, de acuerdo a la Ley Electoral, este año serían de poco más de 45 millones de pesos, que aunque como medida populista nos puede parecer muy adecuada, debilita aún más al sistema de partidos que no están en el poder, reduciendo sus posibilidades de ser competitivos.
 
4. Insisto en que el cambio también está en las formas de cómo obtienes las cosas, pues el mayoriteo aplicado el 28 de septiembre para modificar la Ley de Obras Públicas para permitirle al Ejecutivo la licitación de obras sin pasar por filtros de licitación y permitiendo la asignación directa, es visto como un retroceso en la transparencia e incluso ha promovido impugnaciones ante la corte a nivel nacional. ¿En verdad valía la pena el exceso?
 
5. Finalmente, lo que ha coronado hasta el momento el mayor desprestigio del endeble poder legislativo, es la aprobación de la cuenta pública del entonces gobernador Arturo Núñez Jiménez, a quien por cierto los legisladores de Morena habían venido cuestionando por la “falta de resultados de la administración estatal y la crisis financiera”, pero oh sorpresa, días después, el 14 de diciembre pasado, decidieron aprobarla con 23 votos, entre ellos desde luego los del PRD.
 
Pasados los 100 días, habremos de ver si a los liderazgos de Morena les interesa otorgarle algo de dignidad al Congreso local cuidando las formas, o si seguirán utilizando al legislativo y sus diputados como simples switchs de voltaje que pueden ser quemados sin el mayor problema, siempre y cuando se cumplan las metas. Aún y cuando con ello se tizne la imagen de Morena al mostrar la antidemocrática manipulación del legislativo.
 
• • •
 
El plazo de cortesía de 100 días concedidos a los ayuntamientos me hace pensar en un famoso aforismo tomado de una novela de Thomas de Quincey según el cual si un hombre se deja tentar por un asesinato, poco después piensa que el robo no tiene importancia, y del robo pasa a la bebida y de esto pasa a la negligencia de los modales y al abandono de sus deberes.
 
Y digo esto, porque los ayuntamiento tampoco han escapado de excesos en estas primeras entradas del juego y si no se les pone bajo la lupa, terminarán como mafiosos consumados en el nepotismo, el derroche y el tráfico de la obra pública, para ejemplo, algunos botones:
 
1. El 5 de noviembre, con apenas un mes en el poder, las alcaldesas de Morena, Lorena Méndez Denis de Comalcalco; Janicie Contreras García, de Nacajuca; y Asunción Silván Méndez de Jalapa, fueron fotografiadas trasladándose en camionetas de lujo que van de 524 mil pesos a los 728 mil 500 pesos. Mediante argucias legales, las alcaldesas intentan hacer creer a la opinión pública que son vehículos ‘prestados’ y que no fueron adquiridos con recursos públicos. ¿Habrá que ver a cambio de qué les han prestado las unidades?
 
2. En Tacotalpa, habitantes del municipio denunciaron que la presidenta municipal, Tomiris Domínguez Pérez dio empleo a su propio padre y a una hermana; el primero, se desempeña como Enlace Municipal de Programas de Desarrollo Social con un sueldo mensual de 30 mil pesos y la segunda, como Presidenta del DIF Municipal, un sueldo de 30 mil pesos mensuales. Tacotalpa es un municipio con mucha pobreza y debe gobernarse con amplia sensibilidad social y no como una agencia de colocaciones familiar.
 
3. Doña Nydia Naranjo es una respetable luchadora social, impulsora de los movimientos sociales de izquierda, pero es muy importante que no se intente gobernar un municipio como si se tratase de un rancho propio. Hay leyes, hay derechos y sobre todo, sentido común. En este diario se han documentado desde excentricidades en su toma de protesta, hasta el abuso con comerciantes desalojados, además del exceso en el gasto público en la compra de 10 automóviles nuevos con un valor superior a los 2 millones de pesos. Desde mi punto de vista observo a una alcaldesa fuera de control, embebida por el poder, lo que hace aflorar su prepotencia, doña Nydia debe recordar siempre las palabras del paisano: “No mentir, no robar y no traicionar al pueblo”. ¿O acaso Nydia quiere pasar a la historia como una mala presidenta municipal?
 
En resumen, Morena no debe olvidar que su tarea principal como partido es transformar la inquietud y el ímpetu de los tabasqueños en proyectos políticos coherentes; y la de sus gobernantes, es administrar la voluntad de la mayoría de una forma honrada y eficaz.
 
Para gobernar con eficacia, Morena debe seguir siendo lo más parecido a Tabasco, a su forma de pensar, a sus necesidades. No debe olvidar que son los tabasqueños los que muestran el camino a los gobernantes, y no al revés.
 
Pero esto apenas empieza, “aún se están haciendo lanzamientos de estudio”, como dicen en el beisbol, no se ve claramente la estrategia, aunque no hay que olvidar la meta: Construir el Tabasco que los tabasqueños quieren.
 
 
 
 
UN ADAGIO: "Cuando despertó, la crisis todavía estaba allí”. / PARODIA AL CUENTO DE MONTERROSO

 



Columnas anteriores