¡AH, CARAY!

Entre Charlys te veas


Ezequiel Luna Arias

Lecturas: 1242

El que sí se voló la barda, en el partido entre Los Pejelagartos contra los Huachicoleros, fue Charly Romero Deschamps, al izar bandera blanca contratando espacios en la prensa nacional, pa' que lo sepan todos que él está con López Obrador hasta la muerte, apoyando la lucha anti huachicol.

Romerito, máximo líder de los huachicoleros, perdón de los petroleros en el país, no tiene un pelo de tonto y sabe que sus días están contados, pues aparte de tener vela en el entierro huachicolero, se ha empujado un cuarto de siglo regenteando a los petroléperos, un poco después que La Quina sucumbiera, ante el jefe máximo del liberalismo, el otro Charly Salinas de Gortari, quien empezó acabar con la quinta y los mangos al venderle a Charly Slim la paraestatal Telmex, con la cual el hombrecito se fue pa' arriba como la espuma y terminó siendo uno de los hombres más ricos del planeta, si no el que más; mientras que los nopaleros nos convertíamos en un pueblo de los más jodidos y endrogados. Vaya que a esos angelitos llamados Charly, se les cuece aparte. Qué angelitos ni que ocho cuartos, son unos verdaderos demonios. Ya encarrerado con tanto Charly ojete y mala sangre, se aparece, como la papalota al candil, Charly Valentino, a quien agarraron meando fuera del tiesto morenista, al declarar en uno de sus aceleres, que el mero López Obrador, Presi del país, había ordenado a los dipus locales de Morena le aprobaran la cuenta 2017 a Turingo Núñez. Hágame usted el reverendísimo favor. Lo bueno pa' Charly es que ya en la farándula grilleril, saben de qué pie cojea, que como dice una cosa, dice otra…

Los que van pa' atrás como el cangrejo, son los capitalinos de Pozolandia, figúrese asté, que en vez de Transbús en Méndez y 27 de Febrero, regresan las combis, al poquito quizá vuelvan las carretas jaladas por mulas; lo bueno es que éstas abundan.



Columnas anteriores

visitas