VECTOR X

Aguirre en Seguridad, ¿ahora sí?


Luis Antonio Vidal

AGUIRRE LLEGÓ A TABASCO RECOMENDADO POR FERNANDO VALENZUELA
 
Jorge Aguirre, ratificado como jefe de la policía tabasqueña, no tiene mucho tiempo para dar resultados al gobernador Adán Augusto.
 
Menos para convencer a los ciudadanos que su fracaso en el gobierno de Núñez se debió a causas ajenas a él, que sus jefes le hicieron manita de puerco y no le dieron recursos.
 
Aguirre llegó a Tabasco recomendado por el entonces fiscal Fernando Valenzuela.
 
Rompió con Valenzuela aliándose con Gustavo Rosario, cuyos afanes de protagonismo y poder le llevaron a promover una reforma para controlar el llamado C4 desde la Segob. Dócil, Aguirre permitió ese disparate. 
 
Valenzuela se hizo a un lado. Hoy, el director policíaco recuperó el control del C4 por orden de su jefe, el gobernador, quien se ha dado como plazo seis meses para cambiar las condiciones de inseguridad que se viven en Tabasco y que no cambiarán con la sola partida de Núñez.
 
No es algo tan sencillo como repartir jeringas a diestra y siniestra en los hospitales. Pero poco se logrará con métodos arcaicos como los retenes. Difícil atender problemas nuevos con recetas viejas. Pacificar Tabasco es la primera prueba del ácido para el gobierno de la transformación. Ah, y también será el termómetro para medir la paciencia de don Adán.
 
La Morralla
Como secretaria de Salud, Silvia Roldán tiene la oportunidad de sacarse la espina que significó en su carrera profesional formar parte del gabinete del químico Granier durante la crisis hospitalaria del año 2012.
 
Era subsecretaria de Servicios de Salud. Algo habrá aprendido de aquel fracaso *** Los notarios siguen mostrando ponch. Morayma González asumió ayer la dirección del Registro Civil. Es adscrita a la notaría pública número 24 de su esposo Pedro Gil Cáceres
***Como premio de consolación a Nelly Vargas, podrían hacerla directora del Instituto de la Mujer. Al ritmo del pasito perrón, de una tarascada la dejaron fuera de la Secretaría de Bienestar *** Hasta el domingo.
 


Columnas anteriores