CURUL 36

Las mujeres avanzan


Leobardo Pérez Marín

Lecturas: 1220

Cuando el pasado 18 de agosto los integrantes de la bancada de Morena designaron a la empresaria hotelera, Beatriz Milland Pérez, como la coordinadora del este grupo parlamentario, hubo voces incluso internas que criticaron esta decisión, porque no venía de la clase política común, de los que siempre han estado ahí grillando; algunos auguraban que no iba a poder con el paquete de ser la presidenta de la Junta de Coordinación Política, pero tres meses han sido suficientes para demostrar que sí se puede, que es posible que las nuevas generaciones tomen el control del estado, que sí saben llegar a acuerdos y que pueden sacar al estado de la crisis en la que se encuentra.

Bety Milland, como la conocen, ha encabezado las negociaciones para que las leyes transcendentales pudieran avanzar; logró el acuerdo para reducir el salario de los legisladores; pudo sacar adelante el tema de las cuentas públicas, presupuesto y modernización de la administración pública. Es claro, que detrás y de la mano de la legisladora originaria de Paraíso hay legisladores comprometidos, no todos, porque como en la viña del Señor no todos los frutos son buenos.

Ha logrado demostrar que en el legislativo las mujeres son las que mandan, las que tienen el control, porque dicho sea de paso, en las demás bancadas del PRI, PRD y PVEM hay féminas que también se han puesto la camiseta. No podemos dejar de mencionar a Nelly Vargas, Katia Ornelas y Dolores Gutiérrez, que están dando la batalla por imponer sus propuestas.

OPOSICIÓN RESPONSABLE

Dicen que la mejor manera de ayudar a un gobierno es efectuando una crítica constructiva y eso es precisamente lo que hace la oriunda de Comalcalco, la diputada local del PRI, Ingrid Rosas Pantoja, quien también se ha sumado a iniciativas cuyo objetivo final es el bienestar colectivo, sin dejar de lado su incansable lucha en beneficio de la igualdad de género, apoyo a productores del campo y ayuda a los grupos más desprotegidos.



Columnas anteriores

visitas