DOBLE FILO

Los mafiosos no quieren irse


Homero T. Calderón

Lecturas: 2417

Los últimos tres meses han sido verdaderamente angustiosos para la sociedad tabasqueña. Para paliar de alguna manera esta situación, el gobernador Adán Augusto ha dicho -palabras más, palabras menos-: "No habrá impunidad para nadie".

Pero eso es caminar sobre arenas movedizas. Por un lado, quiere demostrar a su pueblo que castigará toda la corrupción acumulada en los dos últimos sexenios. Por el otro, quiere ser magnánimo con sus enemigos. En carta pública de un personaje muy conocido que circula en redes sociales, le piden que lleve a Tabasco hacia la pulcritud, la decencia, la armonía, la reconciliación, la transparencia y la paz. Por otro lado, se le pide que no llegue a la revancha, a la venganza. Se le pide incluso, que perdone (Pero que no haya impunidad). ¿Qué debe hacer entonces el gobernador? Pues imitar al sabio Salomón para que podamos estar orgullosos de él. Para que esto suceda, necesita quitarse de encima las mafias. Le expongo un caso: Hacia el año 2012, llegó al DIF como aprendiz de administrador un oscuro hombrecillo de nombre Ramón Alberto Hernández Méndez. Le dieron un lugar en el área de administración y licitación.

Ahí hizo de todo y en el "ínter", conoció al cappi de tutti cappi, Amet Ramos Troconis. Hubo un romance a primera vista. Le cayó muy bien al "jefe del dinero". Después, fue cambiado al Ayuntamiento con Pancho Peralta pero Bertha Merodio no le dio chance ni de oler sus dominios. E hizo bien. Pero este hombrecillo, merced a su nexo con Amet Ramos, fue colocado en Seguridad Pública. Desde el año 2017 se le nombró como jefe de compras. Y desde ahí sirvió perfectamente a Amet Ramos. Empezó a otorgar licitaciones a la mano. Aparte del diezmo para Ramos Troconis, a él le caían pingües ganancias. Se hizo riquísimo. Hoy es un "caballero de industria". Tiene coches deportivos y propiedades y ha acumulado una bastante y ostentosa fortuna. Lo peor es que ha sido ratificado en el mismo puesto junto a su último jefe Jorge A. Aguirre Carbajal. ¿Cómo podría acabarse con la corrupción con mafias de este juez?...Es pregunta…



Columnas anteriores

visitas