Entre Números

Tabasco, sede energética nacional


Mtra. Soraya Pérez

Lecturas: 1146

DESAFORTUNADAMENTE, PEMEX ES LA PETROLERA MÁS ENDEUDADA DEL MUNDO.
 
Tabasco fue el estado más afectado por la caída de precios del petróleo en 2015. Al depender fuertemente de PEMEX, la consecuencia fue una contracción del producto interno, nula generación de empleos e incremento de la inseguridad. En medio de este complejo escenario, hay una luz de esperanza para nuestra gente: regresarle a Tabasco la sede energética nacional.
 
Desafortunadamente, PEMEX es la petrolera más endeudada del mundo. Adicionalmente, un tema mal visto por los expertos, fue que se aprobaran recursos en el Presupuesto de 2019 por 50 mil millones de pesos (mdp) al proyecto de la refinería de Dos Bocas, ya que ésto parece ser una solución más costosa para el país.
 
Sin embargo, a Tabasco no puede dársele un tratamiento general, ya que esta entidad potencialmente puede ser la sede energética nacional: tiene el puerto de altura más importante de Latinoamérica, los recursos humanos especializados en la materia, y, principalmente, tiene el petróleo.
 
Por lo anterior, y contrario a la opinión del Gobernador y del Presidente, considero necesario seguir impulsando la Zona Económica Especial (ZEE). 
 
Este proyecto no compite con el decreto de estímulos fiscales que se aprobó para la zona fronteriza norte, el cual reduce el IVA y el ISR, ya que esta cuenta con tasa de 0% en ambas cuentas.
 
Mientras que el estímulo fronterizo costará 40 mil mdp, la ZEE buscará estimular las inversiones. De ahí que considero importante que se mantenga el decreto para Tabasco, y que incluso se amplíe para contemplar la refinación de petróleo. Si ésto sucede, puedo garantizar que los nuevos empleos e inversiones que se esperan se multiplicarán.
 
Finalmente, hoy que tengo el enorme honor de trabajar por Tabasco, quisiera aprovechar este espacio para desearle el mayor de los éxitos al nuevo gobernador y su equipo.
 
Mi compromiso es continuar trabajando coordinadamente con las autoridades estatales, porque, para reactivar los motores económicos de nuestro estado no será suficiente la voluntad de un solo hombre; ésta es una tarea de todos, y entre más seamos mejor.
 


Columnas anteriores

visitas