PLUMA DE GRUPO CANTÓN

Trabajadores tienen familia


Porfirio Muñoz Ledo

Lecturas: 576

Hace unos días se fijó el salario mínimo para 2019 en $102.68 pesos y en los estados fronterizos en $176.72 pesos, lo que representa un aumento de 16.2% y del 100% respectivamente. Es una buena noticia para las familias que obtienen remuneraciones bajas y representa un anuncio significativo de que va a combatirse la disparidad de ingresos entre los mexicanos y apartarse del modelo neoliberal.

Por primera vez en veinticinco años, dicho monto se ubica por encima de la Línea de Bienestar determinada por el Coneval. Los mismos empresarios a través de sus organizaciones han aplaudido la medida, ya que después de tanto tiempo con bajo crecimiento económico, han entendido la necesidad de ampliar el mercado interno y estimular la productividad. En 1976 -cuando el salario perdía dramáticamente su capacidad adquisitiva- siendo yo Secretario del Trabajo, lanzamos una campaña de protección al consumo, que implicaba la revisión de los salarios mínimos, que en primera instancia recibió una acogida hostil de los empresarios.

Finalmente, y mediando aplazamientos generales de huelga, se logró aumentar el salario en 20%, 22% y 23% acumulativos, alcanzando así su máximo histórico. Se libró un debate interno en el gobierno, entre quienes pensábamos que la elevación de ingreso de los trabajadores no representa automáticamente un incremento en la inflación y quienes siguen afirmando lo contrario.

Nuestros oponentes contaban con el apoyo irrestricto de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México. Para desgracia de su tesis, durante el sexenio de Miguel de la Madrid se restringieron severamente los salarios mientras que la inflación se incrementaba drásticamente.



visitas