EL OUT 28

Tyson Pérez, ¿cerrador de lujo?


BATEADOR EMERGENTE

BAJO EL adjetivo calificativo de “taponero de lujo”, el californiano Tyson Pérez fue anunciado por los Olmecas de Tabasco para la campaña 2019 de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).  De acuerdo con la directiva que encabeza ahora Juan Carlos Manzur, el derecho nativo de Hanford, California, pero con nacionalidad mexicana, llega para convertirse en la “figura del bulpén” del equipo choco.

En la campaña 2018, muchos partidos se fueron al caño debido a las pobres actuaciones de los relevistas de los Olmecas. De hecho, se tuvo que improvisar como cerrador al nativo de San Luis Río Colorado (Sonora), Luis de la O, quien en muchas ocasiones tuvo que exprimir su brazo para tratar de rescatar salvamentos. Y se tuvo que experimentar porque a inicios de la campaña (en abril) el dominicano Eduard Santos salió del equipo por lesión.
¿Será Tyson Pérez el “cerrador de lujo” que esperan el mánager Ramón Orantes y el presidente Juan Carlos Manzur?

Los números del lanzador

El de California comenzó su carrera como profesional en el 2011 cuando fue firmado por los Astros de Houston; durante ocho temporadas en las Ligas Menores acumuló 23 victorias y 22 derrotas en 199 encuentros disputados, siendo 47 de ellos como inicialista. Como relevista se apuntó 28 salvamentos. En total lanzó 449.2 entradas,  recetó 313 chocolates, recibió 507 imparables y 265 carreras, para dejar un 4.74 en su efectividad.

Para el torneo de Verano de la campaña 2018 fue adquirido por los Toros de Tijuana, con los que como relevista registró un porcentaje de carreras limpias de… ¡21.60!! Para el torneo de Otoño pasó a los Tecolotes de los Dos Laredos,  con los que tuvo marca de 0-1 y apenas tres salvamentos en 11 partidos, con 2.53 ERA.

Así las cosas

Los números son fríos y no dejan ver que Pérez pueda ser la figura que llegue a revolucionar el bullpén de los Olmecas. Quizá al venir a jugar a la Zona Sur y a un parque como el Centenario 27 de Febrero le favorezca, pero la verdad es que no provoca muchas ilusiones. Ojalá que nos equivoquemos, para bien de los aficionados tabasqueños, que no merecen que les den más atole con el dedo... ¡Al tiempo!…