DOBLE FILO

¿Qué hacemos con tanto tacaño?


Homero T. Calderón

(2ª. DE TRES PARTES)

En mi espacio editorial del pasado sábado, coloqué a los que me parecen son los primeros diez tacaños del estado, de acuerdo al criterio de una media docena de amigos que se encargaron de realizar tan titánica labor.

Estos quedaron clasificados así: 1.- José Antonio de la Vega Azmitia; 2.- David Gustavo Gutiérrez; 3.- Gerardo Gaudiano Rovirosa; 4.- Alberto Gular Solórzano; 5.- Jesús "Chuy" Sibilla Oropesa; 6.- Jaime Lastra Bastar; 7.- Humberto de los Santos Bertruy; 8.- Gustavo de la Torre Zurita; 9.- Georgina Trujillo Zentella, y 10.- Amet Ramos Troconis…Hoy prosigo esta "perrísima" tarea…

11.- Luis Armando Ramos. Nadie como este apocado ingeniero que llegó hace seis años. Primero, a la JEC y luego a las mieles de la SOTOP. Se despachó con la cuchara frijolera. Nadie lo interrumpió en su saqueo. Hoy es uno de los hombres más ricos del estado…12.- Jorge Javier Priego Solís. Al "brodie" lo puede usted acusar de todo, sobre todo que no da fácilmente su brazo a torcer…

13.- Ignacio Lastra Marín (¿Cómo? Ya van dos Lastra en la lista). Por algo será…14.- Pedro Gutiérrez Gutiérrez, un mago del cuento quien es tan hábil que hace que todos trabajen en la grilla, ¡sin exponer el billete!...15.- El cardenenese Alcides Pérez Cruz. Pudo haber sido todo en política, pero nunca pudo superar su tacañez…15.- Aquiles Reyes Quiroz. Este cabrón puede ver a Jesucristo ensangrentado y no se para a darle agua… 16.- El también centleco, el "Pato" Magaña…17.- El secretario de Educación Ángel Solís Carballo. Usted lo acaba de ver, ¡se llevó todas las computadoras de la SE!...Así de rata y "agarrado" es…18.- El jefe de asesores de Evaristo Hernández, Efraín García Mora. No le da agua ni al gallo de la pasión…19.- La presidente municipal de Centla, Guadalupe Álvarez Cruz. Dicen que ya empezó a arrasar con todo y no reparte a nadie. La auxilia un buey que se llama Julio… 20.- No se salva de ser "agarrado" el teapaneco Jaime Priego Fernández. No come plátanos por no tirar la cáscara. En fin, esto sigue. Aguánteme un tantito…



Columnas anteriores