Vientos Esotéricos

El Ángel Gabriel


Gaby del Valle

Lecturas: 557

Es el ángel de la intuición y de la Anunciación. Su misión es despertarnos a Dios. Nos conecta con el Ser Universal para que no nos olvidemos de ser parte del Hijo de Dios, parte del Padre, parte del Espíritu Santo… y uno solo.

El Arcángel Gabriel nos recuerda nuestro origen Divino y cómo el Padre nos envió al Hijo para salvarnos de nuestros propios pecados. Nos recuerda cuán fácil es caer en la tentación, pero que también es más fácil evitarlo.

Simboliza el paso del Hombre Antiguo al Hombre Nuevo. Permite que sepamos en qué energías del desarrollo podemos apoyarnos para lograr nuestra transición de vida entre la conciencia materialista y la conciencia espiritual encarnada en la Materia.

Permite que nos encontremos con el caudal de experiencias que acumulamos a través de las reencarnaciones y que podamos aprender de cada una de ellas para poder conectarnos con los ángeles custodios, maestros, sanadores y excelsos.

Este mes es para recordar el Nacimiento del Hijo, no con la parafernalia de luces, fiesta y regalos, sino con lo que sucedió en una noche callada, cuando el Hijo de Dios nació en el lugar más humilde entre los humildes para mostrarnos que nada traemos ni nada nos llevamos, excepto el amor.

El Arcángel Gabriel dice… Retomen el contacto con su intuición y todo lo que les indica como trabajo. Trabajen en su propia elevación y en la de quienes les siguen, mostrándoles que el camino del bien es sencillo y austero, feliz y Divino, que la oración es el vehículo, pero la meta no es la Divinidad, sino las buenas obras que te llevan a la Divinidad.

Trabajen con su ego y olviden los males del mundo para enfocarse en lo que pueden hacer para lograr que estos males disminuyan. No sólo sean observadores, sino quienes

accionen para terminar con las injusticias y todo aquello que está mal, porque todo lo que está mal en el mundo, está mal por el hombre, no por la Naturaleza que al final, es obra Divina.

Su aportación debe ser diaria y con el único objetivo de amar y dar.

 



Columnas anteriores

visitas