VECTOR X

Burocracia se come las uñas


Luis Antonio Vidal

La austeridad transformadora amenaza con filosa espada la mollera de la burocracia tabasqueña. Se esperan recortes en la nómina del gobierno cuya obesidad, dicen estudiosos, impide el desarrollo social. Bajar sueldos y ajustar nómina será una de las estrategias oficiales para la reingeniería administrativa a partir de enero próximo.

La decisión tocará fibras sensibles de los servidores públicos quienes así enfrentarán otro golpe de timón en las políticas que rigen sus percepciones.

El gobierno de Arturo Núñez aplicó una primer medida de austeridad desde el inicio. Bajó compensaciones y favoreció a unos cuantos agraciados, pero hoy conocemos el tamaño de la incompetencia: no se pagan salarios, prestaciones, bonos extraordinarios ni honorarios. La gente sale a las calles a manifestarse, a bloquear avenidas y exigir el pago a su trabajo. Es decir, mal pagados y a destiempo. Hoy, quizá una de las preocupaciones más sentidas de los trabajadores al servicio del gobierno es la incertidumbre de lo que ocurrirá a partir de enero.

En la Cámara de Diputados, como primer experimento de los nuevos funcionarios surgidos de Morena, se barrió con gran parte del personal y se redujeron salarios. Creyendo interpretar la austeridad de AMLO, a todos les rasuraron el sobre.

También en los ayuntamientos tabasqueños se ensañaron con los empleados, pese a que el líder moral del movimiento se comprometió a bajar únicamente el sueldo de los funcionarios de alto rango. "De los de arriba", dijo textual. Ayer, una nota del periódico El Universal destacó que en la Cámara de Diputados federal se busca bajar el salario de los empleados de limpieza de 130 a 100 pesos diarios. Son empleados externos, pero finalmente su ingreso disminuiría considerablemente. Tocar el bolsillo de la gente no es popular.

LA MORRALLA

Me escriben del ISSET. "No hay medicamentos, las camas son de modelo antiguo, todo falta; y el instituto recibe más ingresos". ¿Dónde quedó la bolita' *** Abrazo solidario a la muy estimada familia García Serra por el deceso del médico José Claro. Descanse en paz *** Hasta el jueves.



Columnas anteriores