VECTOR X

ISSET, sin dinero para jubilados


Luis Antonio Vidal

Un dolor de cabeza más se incuba en estos agitados días de fin de año: el ISSET incumplió con el calendario de pagos para jubilados y pensionados.

Antier, el instituto debió pagarles la mensualidad correspondiente al mes de diciembre, pero no lo hicieron y ni explicación dieron. Simple silencio. El origen no es desconocido: la Secretaría de Finanzas no deposita los recursos. No hay, no hay. Una raya más al tigre de la incompetencia, de la falta de dinero, de los recursos mal ejercidos, escondidos o transados, vaya usted a saber. Hace poco, la directora del ISSET, Alicia Cabrales, le presumió a su jefe, el Gobernador Núñez, los enormes avances de la dependencia: que si camas nuevas, que si médicos con materiales suficientes, que si basificación de personal, bla, bla, bla. Una careta ante la evidente crisis del instituto. No hay medicamentos ni equipo suficiente para atender a los derechohabientes.

Vaya, ni para pagarle a los jubilados y pensionados. Hace dos años, el régimen vendió la reforma como la panacea a todas las dolencias del ISSET. Ofrecieron existencia de medicamentos, mejores equipos, mayores prestaciones, vaya, todo reluciente con cargo a los mayores ingresos. Núñez dijo en octubre pasado: "La reforma aplicada a la Ley de Seguridad Social del Estado permitió recuperar la viabilidad del ISSET, sanear sus finanzas y garantizar las prestaciones socioeconómicas a las que por ley tienen derecho los trabajadores". Antes, los servidores públicos aportaban el ocho por ciento de sus ingresos y a partir del año 2016 pasó al 13 por ciento y el gobierno duplicó su participación, del 13 al 26 por ciento.

Pese al dinero fresco y abundante, nada se ha cumplido. Es el distintivo de esta administración: el engaño, la indolencia, el valemadrismo, el "no hay y háganle como quieran".

La Morralla

Por cierto, don Agapito Domínguez se anda trepando al tren de la transformación *** Cuco Rovirosa no se ríe de la reprobación de su cuenta pública… ¡se carcajea! Uuuy qué miedo, miren como está temblando *** Hasta mañana.



Columnas anteriores