Vientos Esotéricos

El Ángel Veualiah


Gaby del Valle

Lecturas: 428

Es el ángel de la prosperidad. Te ilumina en las noches calladas de meditación y paz, y de conciencia realmente tranquila, susurrándote los caminos del éxito que puedes seguir para encontrar la forma de salir adelante y además, encontrar la abundancia.
 
Es el ángel que escucha a las madres solteras y sus inquietudes, necesidades y pobreza. Es el ángel que te guía a través de la oscuridad de tus temores al éxito y la fortuna, obligándote a levantarte cuando estás muy cansado; a ilusionarte cuando has perdido los sueños; a llenarte de fortaleza cuando has caído, para que, después de limpiar tus lágrimas o sufrir tu frustración, puedas seguirle por el camino de la prosperidad.
 
El Ángel Veualiah dirige nuestros pasos y nos impulsa a recibir todo aquello que necesitamos, porque el Cielo no te quiere con penurias, ni pobreza, ni dolor; no quiere que sufras para aspirar a la Gloria, porque para llegar a Dios, se debe ser una buena persona, consciente, razonadora, bondadosa, misericordiosa, que sirve y respeta, que quiere y protege, que no roba, no mata, no calumnia, no envilece a niños, adultos o su propio cuerpo, no esclaviza, no se esclaviza, defiende, lucha por las buenas causas y no le hace daño a nadie…
 
El Cielo recibe sólo al que ama incondicionalmente, porque el amor incondicional lo es todo en el Universo; porque Dios ama incondicionalmente la vida, y con su amor, ha dado todo para que nada haga falta a nadie.
 
Este mes es para dejar las deudas atrás y empezar un periodo de paz. Es para dejar de creer que tienes necesidades ficticias y concentrarte en lo verdadero, mirando a quienes realmente no tienen y dando gracias por lo mucho que a ti te sobra.
 
El Ángel Veualiah dice… A todos ustedes les doy la oportunidad de tocar y traspasar el corazón de cada uno con la Luz y el Amor de Dios. Traen esta energía en su interior, porque en el transcurso de los siglos la han adquirido, integrado y digerido. Por consiguiente está instalada en el fondo de ustedes y saben irradiarla al exterior y devolvérsela a los demás.
 
Estoy aquí para indicarles todas las posibilidades que hay en su interior, lo que pueden aportar a sí mismos y a los demás. Al principio encontrarán la riqueza que se dieron y adquirieron en este tiempo. Regresan aquí con la Luz y así pueden repartirla… si han evolucionado.
 
La aceptación del desapego, del no-apego a las cosas y a los seres, es abrirse a la percepción del Universo y a la realidad de que ustedes son una parte infinita del Universo, y que están en simbiosis y en conexión total con el mismo. No viven, no existen ni hablan ni trabajan sin relacionarse con todo el Universo.
 
Para esto necesitan usar la mente, el sentimiento y lo que se dice “el corazón”. Para ello invoquen diariamente la energía de los ángeles.
 


Columnas anteriores

visitas