Vientos Esotéricos

El Ángel Harael


Gaby del Valle

Lecturas: 483

Es… tranquilidad. Su misión es enseñarnos a serenar las inquietudes que tienen razón o sin ella, por el trabajo, la familia, el dinero, los negocios, los amores y mucho más, porque, a través de la meditación y la oración, te enseña a aquietar el alma.
 
Sólo cuando el alma está verdaderamente serena, puede encontrar el consuelo, la paz, la explicación, la resignación, el entusiasmo, la rebeldía, el coraje y el empuje, la armonía y la fortaleza para emprender nuevas misiones de vida o siquiera enfrentar las presentes.
 
El Ángel Harael nos da la enseñanza de la Ley. Permite que encontremos la enseñanza en la Luz. Para eso ayuda a busquemos en nosotros la comprensión de los Planos de la Luz y los diversos planos de conciencia asociados al Amor. Según en qué planos de conciencia y de Luz nos encontremos, nuestra percepción del amor es diferente. La información que recibimos en la misma situación, vista a través de dos planos de conciencia distintos, a veces parece contradictoria. Sin embargo, es apariencia.
 
Lo que es cierto en un nivel de conciencia, es diferente en otro. Por ello es importante aproximarnos a saber en qué nivel de Luz nos encontramos… sin engañarnos, para de esta forma educarnos o reeducarnos, siempre, porque la enseñanza está ahí, y nunca termina.
 
Este mes es para ubicarnos en nuestros defectos y aciertos, con toda claridad, sin engaños. También es para trabajar con los niños en los niveles educativos, afectivos, de amor incondicional, porque es la única forma real de conectar a un niño con el Padre Universal, a través del conocimiento y el amor que tú le brindes y por donde le encauces.
 
Tiene la misión de ayudarnos a utilizar nuestro potencial de creatividad, a través de la conexión con Dios… el Gran Arquitecto del Universo.
 
El Ángel Harael dice… Las Leyes Divinas se les comunican a los hombres sólo si están en la Luz y en el Amor. Las Leyes Divinas tocan a los hombres sólo si están conectados con esa Luz y ese Amor. Las Leyes Divinas existen aunque ustedes no quieran ajustarse a ellas. Son ineludibles y siempre están en relación y adecuación con su energía y tipo de evolución. Todos las reciben.
 
Las Leyes Divinas están fuera de las leyes kármicas; éstas son una vibración del hombre y forman parte de las vibraciones densas y las Leyes Divinas están por encima de ellas, pero no pueden modificarlas si los hombres siempre están en el mismo nivel vibratorio que esas leyes. Si el hombre cambia, transforma la ley kármica y admite la posibilidad de que subsista, entonces otras leyes divinas intervienen y demuestran que los niveles de Luz son accesibles para todos. Basta con querer entrar y establecer el proceso para llegar, lo que requiere tiempo, valor y una profunda transformación.
 


Columnas anteriores

visitas