ANALISTA

Venezuela, el comodín de Rusia


MBA. Ramsés Pech

Lecturas: 528

EUA Y RUSIA CONTINÚA CON ASPEREZAS ECONÓMICAS Y DIPLOMÁTICAS POR CUESTIONES DE CONTROL EN CIERTAS REGIONES EN EL MUNDO.
 
EUA ha incrementado la exportación de crudo al mundo y los países que vendían el petróleo crudo ha cambiado el volumen. EUA compraba en 2012 a la fecha: Canadá 2,500 millones barriles diarios de crudo y hoy día alrededor de 3,500. 
 
Arabia Saudita 1,300 millones barriles diarios de crudo y hoy día alrededor de 800 mil.
 
México 975 mil barriles diarios de crudo y hoy día alrededor de 700 mil.
 
Venezuela 912 mil barriles diarios de crudo y hoy día alrededor de 600 mil.
 
Rusia ha observado que Canadá presenta dificultades por las restricciones de los oleoductos en el oeste de Canadá que han dado como resultado que se entregue más petróleo crudo por ferrocarril, una opción más costosa que los oleoductos. El 80% de su producción anual de petróleo crudo a los Estados Unidos desde 2014.
 
Los países de la OPEP + deben reducir el crecimiento de la producción para 2019 en 1.5 millones de barriles por día si quieren que los precios del petróleo vuelvan a superar los 70 dólares por barril el próximo año. 
 
Estos factores traerían como consecuencia que EUA tendría que apurar a seleccionar a quien comprar crudo para procesar.
 
EUA y Rusia continúa con asperezas económicas y diplomáticas por cuestiones de control en ciertas regiones en el mundo.
 
Venezuela ha convertido en el comodín de Rusia para presionar a EUA ante cualquier negociación a realizar entre ambos países.
 
Putin apuesta a invertir en Venezuela para incrementar la producción de crudo y controlar cuanto vender a EUA. Venezuela firmo un acuerdo por 5 mil millones de dólares para invertir en petróleo e intercambiar con otros productos, además de influir en vender su crudo en la moneda virtual que está promoviendo para dejar de utilizar el dólar.
 
EUA podría dejar de comprar a Venezuela crudo y voltear a ver a sus socios comerciales del norte México y Canadá, pero el primero tiene una caída en la producción y un cambio de administración, el segundo tiene problemas de logística. El ultimo que le quedaría seria arabia saudita pero el costo sería mayor comparado con Venezuela por la distancia y logística a realizar. Venezuela convertiría en el comodín de Rusia.
 


Columnas anteriores

visitas