¡AH, CARAY!

Hasta los pelos de deuda


Ezequiel Luna Arias

Según auditoría realizada por el Despacho de Antes, más antes y después, arrojó que el Ayuntamiento de Cárdenas, de enero a septiembre, tiene una espeluznante deuda de más de 340 millones de pesos. Como quien dice está hasta los pelos por el desgarriate y voracidad financiera en que cayeron los presidenzorros Rafacosta y don Lalo Fuentes, quienes agarraron y dispusieron a manos llenas cual si fuera negocio familiar. Figúrese asté: en Laudos laborales son más de 93 millones; a proveedores diversos casi 40 melones; el préstamo de casi 40 millones, según que pa' Seguridad, está enterito; a CFE le adeuda más de 93 milloncejos; mas 75 millones que se le adeuda a contratistas de obras, a corto y mediano plazo. Como quien dice, entregaron un ayuntamiento más tronchado que las maneas del mes de muertos, y eso que nomás son 9 meses los evaluados. Bueno, pero si los arqueos y mediciones del desmother nomás lo va a estar agarrando el Presi Beltrán pa' lamentarse y ponerse a llorar como una mojina, ya estuvo que se jodió medio Cárdenas. Esperemos que no, y se ponga las pilas pa' exigir ante las autoridades competentes, castigo a los responsables; y en lugar que todo ese dineral sea pagado con los nuevos recursos que vienen pa' la Cuarta Transformación de Cárdenas, que lo paguen los que se lo llevaron o acaben a fondo perdido…

Pa' los cultureros de Cardeniux, hay dos noticias: La buena es que, ufff, por fin se abrió el Centro Cultural, y hasta lo bautizaron con el nombre del muralista José Valeriano Maldonado; la mala, es que ya de plano se cerró el Teatro Municipal "Marco Antonio Acosta", por lo deteriorado que estaba el edificio. Dicen que de milagro no se cayó con el temblor del año pasado. Terrible el abandono y falta de mantenimiento en que ha estado. Es tanto el desastre, que se requieren mínimo 8 millones de varos pa' ponerlo funcional…

Condenable la agresión al periodista cardenense Darvin Osorio, por parte de un empleado de CFE. Ya hay denuncia en PGR y exigimos justicia.