CHISME Y COTORREO

La Austeridad mal entendida


Juan Cadena

Hay cosas que tenemos que sopesar, para así entenderlas, la austeridad debiera de aplicarse a los funcionarios de alto nivel, que bajo el amparo de su cargo, solicitan cirugías y paseos en el extranjero, con cargos al erario público, así también como los autos de lujo y pago de custodios. Lo que no se vale de la dichosa palabrita, es que abrace el apoyo que dan a las personas de la tercera edad, que de por sí ya los dejaron bailando, con la más fea de la fiesta. Si algo se le tiene que agradecer infinitamente al abominable monstruo Peña Nieto, es haber puesto su mano en el corazón, por no subir de 65 a 70 años para lograr este apoyo económico. En esta austeridad se ve clarito, la pifia que se pudiera corregir, dado que los que ya tenían este beneficio, cobrarán el doble sin tener la consabida edad, aquí no se ejerció el dicho de, "todos hijos o todos entenados", ah jijos creo que aquí si la rasparon. El pasado día 4 del mes en curso, le tocó al fiscal de fierro colado Fernando Valenzuela Pernas, presentarse ante los congresistas locales, por motivo de la glosa del sexto informe de gobierno, ¡pero vaya manera de cuestionarlo!, ¡los diputados no se midieron!, ¿será que hubo palo ensebado?, hola Nandito ¿cómo has estado?, muy bien gracias, tu abuelita ya sano de sus reumas, sí, a dios gracias, tu sobrino el amanerado ya enderezó el rumbo, ese sigue igual si no fue gripa lo que le dio, a ninguno se le vino la ocurrencia, de cuestionarlo sobre los secuestros de los millonarios robos a los bancos, los robos de carros con violencia, a manos de bandas comandadas por ministeriales activos, sobre todo las medidas que han tomado, para combatir el huachicoleo, que a decir verdad, los huachicoleros son más conocidos y populares que el sol Luis Miguel, al filo de las 6 de la tarde, el edén tabasqueño está bajo la sombra de los ladrones, hoy ya no sabemos a quién pedir ayuda, si a los vecinos que son más fiables, o a los "polecías" de dudosa reputación, lo mejor es darle cran al alacrán, muerta la rata se acaba la rabia. Honor a quien honor merece, Santa Rosalía era un poblado sin futuro, pero llegó la empresa azucarera y dio un giro de 180 grados, hoy se viste de su mejor color, se inaugura el auditorio Ing. Quím. Daniel Valdés Pérez, donde sustentará su informe anual de labores el líder de los cañeros José Libio Ponds Echeverría, quien ha traído a este gremio azucarero una gran fortaleza económica, con un futuro promisorio al poblado .