CURUL 36

Cierra Fiscalía pasarela


Leobardo Pérez Marín

Con la comparecencia del Fiscal del Estado, Fernando Valenzuela Pernas, termina la pasarela de funcionarios por el Congreso Local, y quizá sea también el final de un esquema que ya no funciona en los tiempos modernos, en donde es poco el resultado que se obtiene y mucha la parafernalia, la cual es usada en muchas ocasiones por legisladores locales para salir del anonimato y hacer, según ellos, la pregunta que hace temblar al servidor público cuando al final termina siendo una vacilada.

De lo que vale la pena resaltar, es que hoy el fiscal del estado no hablará de cifras alegres pero sí de la realidad que ha vivido el estado en los últimos años, en donde para variar se ha regateado el dinero en algunas áreas, sin embargo, se ha hecho un trabajo a favor de los ciudadanos. Uno de los temas frontales de la FGE ha sido el combate al secuestro, este 2018 es el año con el índice de esclarecimiento más alto en los últimos siete en Tabasco, con un 85.29 por ciento de efectividad en 34 casos atendidos; además, se logró la detención de 100 personas y se desarticularon 12 bandas.

Las cifras recientes de la FGE establecen que el delito del abigeato disminuyó este año un 40 por ciento con respecto al 2017; se cumplieron 8 mil 123 órdenes ministeriales y se dio cumplimiento a 748 órdenes judiciales.

En tanto que la Dirección General de Servicios Periciales y de Ciencias Forenses, a través de sus 24 especialidades periciales y médicas, rindió un total de 41 mil 452 dictámenes, lo que representa un promedio de 113 diarios.

Una cifra interesante es que a través de mecanismos alternativos de solución de controversias, se recuperaron 10 millones 361 mil 940 pesos en reparación del daño a la parte ofendida durante todo el sexenio, con lo que se alcanzó una eficacia del 76 por ciento de la aplicación de estas herramientas de diálogo y conciliación. Son sólo algunos de los números que ya se saben y que demuestran que más allá de las grillas políticas, el personal de la FGE ha dedicado su tiempo a tratar de recuperar la confianza que se perdió a través de varios sexenios por la mala aplicación de las leyes.

Esta será la última vez que Fernando Valenzuela Pernas suba a la máxima tribuna legislativa como funcionario público, no se descarte que la vida lo traiga de regreso al Poder Legislativo. Todo puede pasar.