MANIFIESTO

Ultraderecha amenaza a AMLO


José Chablé Ruiz

Treinta años después, este primero de diciembre, el Zócalo de la Ciudad de México volvió a albergar a la generación que inició el movimiento ciudadano para acabar con el régimen de privilegios, corrupción e impunidad; también tuvo a la generación que vivió y padeció la injusticia social, que no tuvo mejores oportunidades de vida, a pesar de los esfuerzos que hacían sus padres porque la tuvieran.

En la Plaza de la Constitución, un río de gente que provenía de todas partes del país, más de 150 mil mexicanos, llegaron al Santuario de los Mexicas para ser testigos de cómo era purificado y santificado por las etnias el Presidente de la Esperanza, Andrés Manuel López Obrador, para que los astros, las deidades indígenas, las cuatro fuerzas de la naturaleza, lo protejan de las "fuerzas oscuras y negativas", que pueda cumplir con sus promesas de campaña.

Los astros se alinearon, la fuerza y la energía del cosmos se hizo presente, el cielo azul de la Ciudad de México, con Iztaccíhuatl y Popocatépetl profesándose amor como mudos testigos, fue el escenario ideal para que el oriundo de Tepetitán, Tabasco, se comprometiera nuevamente a "no fallarle" a los pobres de México, a los "bienaventurados que tienen hambre y sed de justicia".

La tarea no será fácil para AMLO a pesar que ofreció perdonar a saqueadores, corruptos y traidores, de poner "punto final". La derecha y la ultraderecha de México, refugiada en el PAN, como lo hizo en la época de Cárdenas, no lo dejará gobernar.

En el Congreso de la Unión, los panistas "reclamaron sangre" y sin calidad moral se erigieron en jueces, por lo que AMLO reviró que los cómplices de empobrecer al país, de fomentar la corrupción, el saqueo y la impunidad, ahora exigen que "baje la gasolina" de un día para otro.

El vocero de la ultraderecha, el empresario Claudio X. González, vaticinó que "nos va a ir mal" con AMLO. Presionarán con demandas en Cortes de Estados Unidos, por la cancelación del Aeropuerto de Texcoco.



Columnas anteriores