Shanik en BASTA!

“Mi novio es muy chambeador, como yo”


Shanik Berman

Mariana Seoane, de quien filtraron imágenes en topless mientras se secaba el pelo en un gimnasio, no quiso hablar de eso, pero se ve radiante y dice que es porque: “Estoy enamorada del abogado Gibrán Jiménez, tenemos cuatro meses juntos y yo soy muy real con mis sentimientos: si no me enamoro de entrada de un hombre, no me enamoro nunca; pero Gibrán reúne cualidades que para mí son importantes. Me gusta un hombre comprometido, al que admire, que sea chambeador, como yo”.
 
¿Te tardaste en tener una pareja tan formal?
Sí, porque no me interesa mantener a nadie y no es fácil encontrar a un hombre fiel.
 
¿No quieres compartir a tu galán?
¿Quién se aguanta eso?, tú dime; y menos yo, que tengo mi carácter; no me gustaría ni aguantaría.
 
Antes de eso, ¿le sacas los ojos?
Pues no sé qué le saco o qué le corto, pero sé que con un hombre infiel yo sería muy infeliz, por eso estoy muy contenta con Gibrán, con quien tengo una relación muy bonita.
 
¿No eres dejada?
 No, para nada y de nadie.
 
¿Cómo te hiciste tan fuerte?
A base de fregadazos.
 
¿Siempre estás a dieta o qué haces para tener tu divina figura?
Me gusta comer, soy de buen diente, me gusta echarme mis tequilas, pero hago mucha yoga porque haber hecho pesas me fregó mucho las rodillas, concluyó la bellísima Mariana Seoane quien compuso con Juan Solo la canción: “Ya no cabes en mi vida”, que está increíble y se presentará el 2 de diciembre en el Metropólitan con Aarón y su grupo Ilusión.
 
 
 
MARYSOL GONZÁLEZ: “A MI MARIDO, NO LE PIDO COCHES NI BOLSAS, PARA ESO HE TRABAJADO”
 
¿Cómo te consiente Rafael Márquez Lugo, tu marido, ahora que le has dado dos bellas hijas? Le pregunté a la preciosa Marysol González.
Rafa se porta increíble, me entiende, me consiente, soy muy feliz a su lado.
 
¿Te compra cositas, bolsas, coches?
Eso yo no lo pido; como siempre he trabajado, yo tengo para comprarlo y no necesito pedir, más bien le pido vamos a tal lado a comer y me complace en todo, pero de lo demás he podido comprar lo que quiero gracias a mi trabajo y no estoy acostumbrada a pedir. No fui así ni con mis papás, menos con mi marido. Cuando a él le nace, es muy bonito pero no soy de esas mujeres de cómprame joyas, cómprame un carro; no nunca, jamás. No soy nada pedinche, podré ser muy desesperada, muy loca, muy lo que quieras, pero de pedinche no tengo nada, concluyó Marysol González, quien dice que su matrimonio durará toda la vida y tanto ella como su marido tienen esa ilusión.