MANIFIESTO

AMLO, la esperanza de Tabasco y México


José Chablé Ruiz

Andrés Manuel López Obrador se convertirá este sábado en el primer tabasqueño y político de la izquierda que asuma la Presidencia de la República. Lo hace en los momentos más complicados para el país: con una mayoría de población empobrecida, con la inseguridad pública que golpea a todos los sectores, con estructuras de poder carcomidas por la corrupción e impunidad, y con enormes disparidades de desarrollo entre el nortecentro y el sur-sureste.

El 16 de septiembre, en Tepic, donde inició su gira de agradecimiento tras su triunfo arrollador en las elecciones del 1 de julio, López Obrador pronunció un discurso que incomodó a la aún élite gobernante. "Porque México está pasando una situación complicada de seguridad y económica, y porque está en bancarrota, no podremos hacer todo lo que se está demandando, pero sí vamos a cumplir todo, todo lo que ofrecimos en campaña; ese es el piso y de ahí para arriba y hasta donde nos alcance el presupuesto", manifestó.

Se le objetaron la presunta estabilidad económica y bajo índice de desempleo, aunque no se aludió a la enorme deuda pública que le hereda el régimen peñista y la muy reducida capacidad de poder adquisitivo de la población.

Si López Obrador mantiene la aplicación de las políticas públicas que ha adelantado en la fase previa a su asunción al poder, no habrá sorpresas en su estilo de conducir los destinos nacionales. Llegará a la Presidencia con un gabinete de figuras conocidas y reconocidas, que generan confianza en los mercados financieros, y está innovando la forma de hacer política con la aplicación de la consultas ciudadanas como instrumento para la toma de decisiones. El oriundo de Tepetitán encabezará un gobierno en el que su enorme popularidad se sustenta en la esperanza de los mexicanos en que con él se podrán cristalizar sus anhelos de justicia y bienestar, de salir de la 'bancarrota'.

Bienvenida la etapa de Morena en el poder, la era de López Obrador quien sostiene que no fallará y hará que sus paisanos se sientan orgullosos de él.



Columnas anteriores