EL OUT 28

La lección que aprendió JP Oramas


BATEADOR EMERGENTE

El deportista que se conoce, lucha y entrena por mejorar. Este es el caso del lanzador tabasqueño Juan Pablo Oramas, quien con humildad ha aprendido una importante lección que lo ha llevado a tener un resurgimiento con los Naranjeros de Hermosillo en la temporada 2018-19 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).


El zurdo llegó al club naranjero sin lesiones en septiembre pasado; sin embargo, el mánager Patrick Browswell se decantó por el también siniestro Jorge Luis Castillo Lizárraga para que ocupara la quinta plaza de abridor. Mientras el veterano lanzador de Culiacán tenía un brillante inicio de campaña con tres victorias y una derrota con 2.01 de carreras limpias, el orgullo de Villahermosa tuvo que resignarse a hacer labores de relevo en seis oportunidades. Lejos de afectarlo, Oramas tomó la parte positiva y le dejó lecciones para el resto de su carrera. En declaraciones hechas al periódico El Imparcial, Juan Pablo aseguró que esto le ayudó a descubrir que tiene otra cualidad, “que no solamente puedo ser abridor, sino que también puedo trabajar como relevo y ayudar a mis equipos". El zurdo explicó que gran parte de la facilidad con la que llevó el proceso de pasar de abridor al bulpén fue el hecho de platicar y recibir consejos de lanzadores como Heriberto Ruelas, quien han hecho toda su carrera en relevo.


Tras poco más de un mes de estar en el bulpén, la oportunidad de pasar a la rotación abridora de los Naranjeros no llegó de la mejor manera para Oramas, ante la lesión de Castillo Lizárraga. Sin embargo, el tabasqueño (3-0) la ha sabido aprovechar al no conocer la derrota en tres aperturas consecutivas, con PCT de 1.57 y 26 ponches recetados.
"Yo creo que lo importante que aprendí en el relevo es ser agresivo, como es hora cero tienes que entrar con lo mejor que tengas", apuntó Oramas, quien en su primera apertura el 17 de noviembre lanzó seis capítulos, en los que sólo permitió dos sencillos, otorgó una base por bola y despachó a ocho bateadores por la vía del ponche en la victoria de Hermosillo por 1-0 ante los Venados de Mazatlán. El 22 de noviembre en triunfo ante los Tomateros de Culiacán por 5-3, Juan Pablo trabajó cinco entradas y dos tercios en los que le pegaron seis hits y le anotaron en par de ocasiones. Y apenas la noche del miércoles 28, Oramas lanzó cinco innings y dos tercios en blanco de apenas cuatro hits para llevar a los Naranjeros a una victoria por 5-3 sobre las Águilas de Mexicali.


Bien por Juan Pablo, quien ha sabido enfrentar con valor y humildad la dura carrera de pelotero profesional. Ojalá las lesiones no lo toquen en mucho tiempo.


DEMANDAN A LOS BRAVOS


Tras confirmarse la ausencia de los Bravos de León para la temporada 2019 de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB), ahora se sabe que hay varios empleados que decidieron demandar a esta organización debido a que no se les ha liquidado y se les debe hasta cuatro meses de salario, de acuerdo con una nota firmada por Luis Omar Morales del medio Deporte Digital MX. Hace unos días, hubo una subasta interna en la LMB para varios jugadores propiedad de los Bravos, con el fin de saldar deudas del equipo. Según el testimonio, este dinero irá directo a pagar el salario que se debe a jugadores (en algunos casos hasta 18 días), además de saldar deudas con equipos por cuestiones de derechos de jugadores, por lo que se duda que se le pueda pagar a los trabajadores administrativos de la novena leonesa.


El problema que se vive actualmente es que ninguna persona de la directiva de Bravos les responde las llamadas ni los mensajes. Algo parecido sucede con los trabajadores de los Olmecas de Tabasco, a quienes también se les debe cuatro meses de sueldo y no tienen certeza de que les paguen el dinero que se les debe, menos ahora que Juan Luis Dagdug le ha dejado la papa caliente a Juan Carlos Manzur…