Altavoz

¡Dejen trabajar a AMLO!


Fabiola Xicoténcatl

Andrés Manuel López Obrador reveló a los periodistas de Tercer Grado que la corrupción que se encontró, luego de su triunfo del uno de julio como Presidente de la República "fue mayor de lo que imaginábamos". Aunque todos se han ido con la "finta" de la reconciliación y la tolvanera que sus detractores han levantado en torno a sus declaraciones del supuesto perdón a los corruptos, aténganse a la lucha despiadada y frontal que el tabasqueño le ha declarado a la corrupción desde el inicio de su carrera y su debut como líder social de México a finales de los años 80 y principios de la década de los 90's. La resistencia de los poderes fácticos que incluye a amanuenses por docenas, intelectuales de "rancio" abolengo y los barones del dinero. Luego de ganar en un proceso histórico con más de 30 millones de votos, para AMLO no ha sido un día de fiesta, ni miel sobre hojuelas, ni mucho menos algo que se le parezca. Al contrario, ha tenido que lidiar día y noche contra una caterva de corruptos, misóginos, racistas, mafiosos, envidiosos, apocados, frustrados y acomplejados. Pura zancadilla y zancadilla. ¿Por qué mejor no dejan que llegue primero, y en un año nos vemos para sacar evaluación de su gobierno?

¡Cómo les duele!

En Septiembre, el Congreso del Estado aprobó con 33 votos a favor la reforma de reducir hasta en un 50% el financiamiento a los partidos políticos para que realicen sus actividades ordinarias, esa vez no hubo ni un sólo voto en contra, y 2 meses después PRD, PRI y PVEM impugnaron la reforma constitucional.

Les duele a los dirigentes partidistas tabasqueños perder los privilegios a los que acostumbraraban, el recorte les cayó como cubeta de agua, ¿y cómo no? Si de eso viven.

Violencia despiadada

Hoy se celebra el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. ¿Sabía usted que Tabasco está dentro de los diez estados con mas feminicidios en el país? ¿Sabía usted que en Tabasco se solicitó la declaratoria de alerta de violencia de género, y los funcionarios machistas decidieron ignorarla? La violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras que crece debido a la impunidad de la cual disfrutan los perpetradores porque las autoridades no hacen mucho para frenar la barbarie.