DOBLE FILO

Sin educación, Tabasco no sirve


Homero T. Calderón

Lecturas: 1499

Escucho a mi lado voces optimistas que predicen una segura prosperidad a Tabasco porque el nuevo gobierno echará toda la carne al asador. Nunca más un tabasqueño jodido.

Dicen que la SENER y PEMEX vienen con todo su poder económico. Su servidor -incrédulo y desconfiado- piensa que, de nuevo, esta inminente bonanza nos encontrará muy mal preparados. Durante el gobierno de Arturo Núñez, por ejemplo, nunca se habló de mala educación. Las clasificaciones de nuestra posición en el mapa educacional de la república, fueron ignoradas.

Le recuerdo a usted que Tabasco sigue siendo uno de los estados de la república peor educados del país. Tiene muchísimos años que estamos entre los lugares del 30 al 32 en calidad educativa. Todos los empresarios de Tabasco están preparándose para ganar dinero a lo bestia, pero nadie se preocupa del lamentable papel educacional que tenemos a nivel nacional.

En Tabasco no rebuznamos porque todavía no somos burros. Hoy no le voy a hablar de nuestros chicos de primaria o secundaria. Le voy a hablar de nuestra Máxima Casa de Estudios, la UJAT. Esta institución está pasando por sus más horribles momentos económicos. Y parece que a nadie le importa su situación. ¡Por qué no reconocer que la UJAT es el principal motor de la educación superior en el estado? Para que la economía estatal camine, es necesario que sus maestros y empleados cobren sus sueldos y prestaciones que se les adeudan. ¿Cómo puede abandonarse a nuestra juventud estudiosa para que no reciba el pan del conocimiento? ¿Cómo es que nuestro Congreso local la abandona a su suerte? ¡Cómo es que la Secretaría de Hacienda no la provee para que pueda cumplir sus objetivos? Ya ni la chingan… GRILLA estudiantil. Un joven aspirante a médico cirujano, Augusto Pablo Ballinas Zacarías ha sido electo presidente de la DACS. Esta es una de las divisiones con más peso en la UJAT. Alrededor de él ha surgido la idea que bien puede también aspirar a dirigir el ya legendario CDEUT. Esperamos que su peso moral le permita competir con otros igualmente respetables líderes.



Columnas anteriores

visitas