CURUL 36

La Jícara de Cuauhtémoc


Leobardo Pérez Marín

El México de la actualidad no puede entenderse sin Cuauhtémoc Cárdenas, cuyas aportaciones a la democracia fueron fundamentales para abrir camino a la izquierda rumbo a la Presidencia.

Hijo del General Lázaro Cárdenas, quien desde la Presidencia llevó a la práctica la justicia social emanada de la Revolución, Cuauhtémoc formó parte de esa generación que rompió con el PRI cuando los neoliberales tomaron posesión de ese partido.

Junto a Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez y otros más como Andrés Manuel López Obrador en Tabasco, Cárdenas encabezó la oposición y estuvo a punto de alcanzar la Presidencia en 1988, lo que representó el primer peligro realmente real para la permanencia del PRI en el poder.

Después de acusar fraude en 1988, Cárdenas y sus seguidores fundaron el PRD que aglutinó la oposición nacional al PRI y avanzaron hasta que se rompió el monopolio priísta en el Congreso federal. El PAN por su lado, también avanzó, pero en 1997 Cuauhtémoc Cárdenas alcanzó la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, lo que significó la llegada de la oposición a la capital del país por primera vez en la historia. La lucha por la Presidencia siguió en manos de López Obrador, quien tomará el mando federal el próximo primero de diciembre, aunque el propio tabasqueño ha reconocido la aportación de Cárdenas a la lucha democrática.

Cárdenas es ejemplo vivo de lucha en tiempos difíciles, de valentía política y de prudencia democrática que impidió que en 1988 el pueblo se levantara en armas. Por eso Tabasco HOY y Don Miguel Cantón Zetina lo reconocen hoy entregándole la Jícara de Oro a este mexicano ejemplar.

En el marco del 31 aniversario de esta casa editorial, venga un reconocimiento a quienes a diario hacen de este periódico el más importante de la región. A nuestros reporteros, fotógrafos, editores, diseñadores, directores, jefes de información, al personal de administración, voceadores, los de talleres y todos quienes han conformado la familia Tabasco HOY.