¡AH, CARAY!

Pa' codearme con Carlitos


Ezequiel Luna Arias

Preocupadísimo y con un estrés de la fregada, que hasta una chorrera nerviosa me agarró, todo porque con el escándalo de que se cancela la construcción del nuevo aeropuerto, la bolsa de valores, dicen, se vendrá a pique y con ello todas mis acciones pozoleras; pues resulta que el excedente que tengo de exportar c a r ambola a China y Rusia , lo he zambutido ahí, con la idea de que un día pueda codearme con Carlitos Slim.

Puro escánda lo tratando de sa lva r intereses.

Pero vayamos al fondo, porque dicen que el fondo de la olla, sólo lo conoce el cucharón.

La neta de la huasteca, muchos de los que hoy se barrajan llorando que no cancelen la hechura del NAIM de Texcoco, ayer estaban que echaban sapos y culebras, peleando porque se iban a gastar cerros de lana en ese proyecto; que eso afectaría la ecología, y tantas protestas más; hoy le meten bulla y dicen que Obrador, al cancelarlo, provocará la hecatombe de este país que es una potencia turística mundial; que maneja los mejores niveles de tranquilidad; casi cero corrupción, un nivel económico de primer orden; que pa' ir a tono tiene que seguirse con la construcción.

Qué risa me da. Este país no requiere un aeropuerto de ese pelo que no lo tiene ni Francia; y menos por ese rumbo tan atiborrado.

Ahora la idea es descentralizar; sacar de la zona metropolitana hasta la misma sede de los poderes.

Las principales secretarías ya no estarán ahí. Energía se viene a Villa; Pemex se va a Campeche; Turismo puede irse a Veracruz; Educación, a Oaxaca; la Marina, a las costas. Por lo mesmo, el número de vuelos de y pa' la ciudad de México, tendrá que ir a la baja; y agarrarán vuelo las provincias, y a esos aeropuertos tendrán que modernizarlos y ampliarlos.

Pa' que chingaos construir un monstruo de aeropuerto en una zona que lo que requiere es asegurarle el suministro de agua.



Columnas anteriores