CURUL 36

Investigación de corrupción, SDET hasta el final


Leobardo Pérez Marín

Desde el inicio de su gestión, Arturo Núñez Jiménez dijo que no mancharía su trayectoria con actos deshonestos. Hay que recordar que Núñez está por llegar a 48 años en el servicio público. Desde puestos modestos hasta la Gubernatura del Estado, pasando por la presidencia del IFE y altos cargos en la Secretaría de Gobernación.
 
Núñez no tiene necesidad de manchar esa vida pública con situaciones deshonrosas. Ha sido muy importante que en el caso del señalamiento sobre la compra venta de terrenos para la ZEE haya ordenado una investigación de la Contraloría y que se interpongan las denuncias para que investigue la Fiscalía, como ya lo ha empezado a hacer según la Fiscal Anticorrupción, Luz del Alba Pardo. En tiempos de transparencia y de combate a la corrupción, cada caso denunciado tiene que llegar hasta las últimas consecuencias. En el caso del gobierno que está por concluir no se habían sabido de casos relevantes de presunta corrupción hasta estas últimas semanas. Por eso el Gobernador justamente debe seguir siendo el primer interesado en que cada asunto se esclarezca y siga limpio. Lo de salud, donde el propio secretario Rommel Cerna, admitió desvío de recursos, es otro punto en esta agenda y que en su momento deberá rendir cuentas.
 
El combate a la corrupción debe entenderse como un combate a los procedimientos de discrecionalidad y opacidad; no de haber tintes medios y hacer como que se investiga, por eso será importante que el caso de la ZEE se llegue hasta el final caiga quien caiga.
 
LA CONSULTA
Ahora todo mundo se dice sorprendido por la consulta que hizo AMLO, cuando siempre ha apostado por ese tipo de ejercicios. Hizo consulta cuando inició el Horario de Verano y el tema llegó hasta la Suprema Corte. También a la mitad de su mandato en el Gobierno del Distrito Federal para preguntar si debía o no seguir en el cargo, con resultado positivo para su gestión. Las consultas llegaron para quedarse, ahora falta ver que se hagan con legalidad y no sólo por cumplir un requisito.