VECTOR X

Silva, Vaca, y el show de las cuentas


Luis Antonio Vidal

LAS MILLONARIAS OBSERVACIONES A LAS CUENTAS PÚBLICAS SE VAN DILUYENDO EN LA AMNESIA COLECTIVA.
 
Diputados locales integrantes de las comisiones inspectoras de Hacienda iniciaron la revisión de las cuentas públicas de los tres poderes, órganos autónomos y Ayuntamientos. Algunos ya hablan de desvío de recursos, obras inconclusas y demás irregularidades cometidas por funcionarios en el Ejercicio Fiscal del año 2017.
 
Que nadie se espante, es un cliché, una obra de teatro montada anualmente por diferentes protagonistas. Las millonarias observaciones a las cuentas públicas se van diluyendo en la amnesia colectiva.
 
Nada sucede. Andrés Granier y José Sáiz no están encarcelados porque les reprobaron sus cuentas públicas, sino por razones consulta políticas. Hoy, los legisladores instalan la tarima, arman show y luego desmantelan el circo sin consecuencias para quienes convirtieron dinero público en privado.
 
Conflicto de interés tiene, por ejemplo, Agustín Silva, ex coordinador de asesores del Gobernador Núñez y ex secretario de Comunicaciones y Transportes. Sin mérito alguno, Silva forma parte de la Primera Comisión Inspectora de Hacienda cuyas funciones son, entre otras, la revisión de la cuenta pública del Poder Ejecutivo al que él perteneció durante más de cinco años. Un chivo en cristalería defendiendo a sus ex compañeros. Pero no es el único caso. Humberto Gallegos Vaca, ex director de Obras del Ayuntamiento de Cárdenas, integra la Tercera Comisión Inspectora de Hacienda, órgano de trabajo legislativo donde se revisan las cuentas públicas del Ayuntamiento cardenense del que él formó parte en el 2017.
 
Ambos, Silva y Vaca, son juez y parte. Vivillos desde chiquillos. Eso sí, la fracción mayoritaria permite el desaseo como graciosa concesión. Es la ruta a la impunidad.
 
LA MORRALLA
No se librará tan fácilmente Wilver Méndez de la acusación por la compra del terreno en Paraíso. Serio asunto *** Suena por algunas partes la creación de la Universidad Pública de Tabasco en el poblado C-26 de Huimanguillo. Ya hasta emitió convocatoria para aspirantes a cursar diversas carreras, entre ellas la de médico cirujano. ¿En realidad tiene permisos para funcionar?
 


Columnas anteriores