CHISME Y COTORREO

Como el jamón del sándwich


Juan Cadena

Y que se le va viniendo el cielo encima, al títere Copetón, que lo tienen entre la espada y la pared, como quien dice es el jamón del sándwich, la entrada de los hermanos centroamericanos no fue de lo más prudente; quien llega a tu casa pateando puertas, es non grata su presencia, pero son seres humanos que vienen huyendo de gobiernos tiranos, que llegan al poder a joder, en el caso del Copetes, la caravana del sur y el krazy Ranger del norte; los mexicanos son nobles por excelencia con los extranjeros, si no que lo diga doña Marina Malinche, con don Nancho Cortés, pero desgraciadamente entre la gente buena, se revuelven los malos Salvatruchas, que son repugnantes en su persona, por los asquerosos tatuajes con lo que pretenden verse horrorosos, por unos cuantos pagan todos, lo peor se deja ver a la hora que salen a pedir monedas, pero habemos almas buenas, que estamos prestos para adoptar una hondureña, que su terminación telefónica termine en 90, 60, 90.

A un paso de pisar la carcel está Gaudiano y Casilda Ruiz, compinches en trinquetes fraudulentos, no cloraban el agua potable del Centro (ni de las orillas), qué viveza la de Gerardo, ponerle su negocio en el Centro a Casilda; por cierto, hay un millonario fraude, de parte de la coordinación de normatividad y reglamento, que no ingresaron ni un quinto, ni el de Casilda que lo tenía bien guardadito, pero como todo era pa' dentro de la campaña de la malvada Pantera Rosadita en su loca pasión de llegar a la gubernatura de Tabasco, sueños guajiros que fueron interrumpidos, por un rechinar de rejas del Cerezo rosa.

Tremenda exageración de estupideces de los detractores, el decir que Octavio Romero Oropeza, no tiene experiencia en el ramo petrolero, pero Jorge Díaz Serrano tenía como experiencia la compra de buques y duplicar las facturas, por lo que fue de vacaciones 5 años, al hotel 6 letras Cárcel. Octavio Romero Oropeza fue oficial mayor del DF.

Cuando AMLO fue "Peje de gobierno" y dejó cuentas claras. En edén tabasqueño, muchos andan en pos de las diferentes rectorías, pero debiera ser un académico el rector, como en la UPCH, que la mejor carta es el Ing. Abel Valenzuela Rodríguez, que lo avala el panel solar de esta institución. 9171145577.



Columnas anteriores