CASCARA AMARGA

Andrés Manuel, Presidente


Laureano Naranjo Cobian

Lecturas: 1453

Andrés Manuel López Obrador es hoy el político más importante de México. Constituye la esperanza de millones de mexicanos. Y es que la situación en que se encuentra el país exigen a un gladiador capaz de soportar todas las desventuras y superar todos los infortunios.

AMLO ha continuado tenaz, perseverante, infatigable, como Juárez cuando en la invasión francesa tuvo que aguantar el dolor de ver que viejos amigos desertaban. Es hoy el político más creíble, más capacitado para gobernar México. Andrés Manuel sabe distinguier el ideal superior de las ambiciones vulgares. ¿Qué si tiene defectos? ¡Por supuesto! Nunca los ha negado, es humano, y como dijo el recio pensador: "Nada de lo humano le es ajeno". Como un sacerdote civil, Andrés Manuel sabe comprender a los mexicanos porque conoce su historia. Amable, educado, culto, jamás lo he escuchado decir una palabra indecorosa y tengo 28 años de conocerlo. Sufrido, nunca lo he oído maldecir o desearles mal a sus enemigos gratuitos. ¡Jamás! Por eso el espíritu fino del gallardo y digno pueblo mexicano lo apoya, lo aplaude y lo quiere de Presidente.

En el 2006 fueron 15 millones, ahora serán 25 millones de votos que nadie podrá arrebatar. ¡Qué bueno! Pero aunque Andrés Manuel no ocupara ningún cargo, siempre estaremos con él, porque ¡tiene razón! ¡tiene pasión! ¡tiene corazón! ¡adelante licenciado! ¡gobierna México! con los mejores mexicanos. México, la patria, la nación, los mexicanos necesitamos un presidente maduro, juicioso, contituido. Con oficio, grandeza, longanimidad. Con emoción social, talento y autoridad moral. Con visión de Estado. Patriota. Nacionalista. Honrado. Que combata la corrupción en Pemex y en todo el gobierno con toda la fuerza del estado.

MÉXICO NECESITA un hombre honorable. Seguro de sí mismo. Que mire de frente. México necesita un hombre como ¡Tú! Publicado en 2012



Columnas anteriores

visitas