EL TABASQUEÑO

Nuñez-AMLO: ‘Del nos vemos a la salida’... ¿a la reconciliación?


Héctor Tapia

Lecturas: 5524

Cuando uno recuerda, nuestra memoria casi siempre rememora los momentos felices y dulcifica los más duros. El paso del tiempo consigue cerrar heridas, perdonar ofensas. Suaviza los disgustos y las traiciones. También, cuando uno evoca, piensa en las oportunidades perdidas y cómo los errores -inevitables- podrían haberse cometido de otra manera.

Mañana cuando Andrés Manuel López Obrador y Arturo Núñez Jiménez, tengan la oportunidad de compartir una taza de café juntos en el Palacio de Gobierno, seguramente el Presidente Electo recordará -antes que cualquier ofensa- aquellos tiempos en los que presumía al gobernador como hombre capaz y honesto, al que seguramente respeta por su trayectoria en la función pública.

Habrán pasado ya 3 años, 4 meses, y 10 días de aquel lejano 2015 cuando López Obrador culpó a Núñez Jiménez de la derrota electoral intermedia (sólo ganaron un municipio, Comalcalco), lleno de ira ante el desplome de Morena en su propia tierra llamó traidor al gobernador y ahí se rompieron las lanzas. Tres años y medio de distanciamiento.

Pero volvamos al desayuno, sé que Núñez está poniendo especial empeño -diría yo que emoción- para recibir a su invitado. Me dicen que la mesa será puesta en una pequeña sala de juntas que está anexa al despacho del gobernador en Palacio, ahí en un ambiente relajado, esperan convivir y platicar por 30 minutos o más, según lo atractivo de los temas.

Este es el primer encuentro privado entre ambos. Se han saludado dos veces en la Conago, otra más en la reunión del Tren Maya y la última en el aniversario 60 de Telereportaje.

Núñez va de muy buen ánimo al encuentro, él confía que el domingo quedarán superadas todas las diferencias entre ellos. Algo que no permitirá un mayor nivel de confianza para una posible reconciliación, -algún mensaje directo o en corto- será la presencia de Adán Augusto en el desayuno, pero así está marcado el protocolo.

Puedo confirmar que la postura de Arturo Núñez es de franco reencuentro, institucional y personalmente, y que aquello de "nos vemos a la salida" ha quedado atrás y desfasado, pues dice él que usó esa metáfora contra López Obrador para expresar: "nos vemos cuando deje el cargo yo, y estemos en igualdad de condiciones", pero ahora tampoco estarán en igualdad de circunstancias, porque AMLO será Presidente el 1 de diciembre y él no tendrá cargo a partir del 1 de enero. "Así que ya no habrá tal cita".

Considero que ambos han abonado al restablecimiento de su relación personal. Al menos en ANJ ha habido un cambio total de actitud y me parece que Andrés Manuel no ha querido ya mencionar nada en contra del perredista.

También se piensa que el gobernador aprovechará esta media hora de encuentro privado para solicitarle al Presidente Electo apoyo económico para lo que haga falta en el cierre del ejercicio de gobierno, por el déficit que se presume es de 8 mil millones de pesos.

Pero Núñez no llevará el tema a la mesa. Me juran que el gobernador no lo tiene considerado, a menos que se de la coyuntura, es decir que salga el tema. "No es parte de su agenda".

Mientras, el Gobierno del Estado está esperando los recursos que el Gobierno Federal acostumbra a entregar al cierre de año; están a la expectativa de cuánto será el monto del "rescate financiero".

El gobernador ha venido haciendo gestiones ante la Secretaría de Hacienda para resolver la falta de recursos. "Núñez no ha dejado de tocar puertas", me aseguró un cercano colaborador suyo.

¿Y si lo esperado de la Federación no es suficiente? Quizá por eso mañana es más importante recomponer la relación que llegar a pedir dinero, pienso.

• • •


Lo he dicho en privado y ahora lo repito en público: aunque llevo más de 30 años trabajando para un periódico como Tabasco HOY, no me siento periodista. Me apenaría ostentarme con un título que considero únicamente debería llevar todo ese ejército de comunicadores que diariamente sale a la calle -con más sol que lluvia, en este trópico- en busca de la información, ellos que sudan las noticias y que sufren los ataques cuando hay golpes.

Este espacio tampoco pretende ser llamado "columna" o "columna política", simplemente buscan ser palabras en absoluta libertad y de las cuales el único responsable es quien las escribe. No aspiro a ser vocero por encargo de funcionario público alguno, tampoco mis críticas deben ser tomadas como "ataques" de "alguien".

La voz que usted lee aquí cada semana pretende ser auténtica; la de un tabasqueño preocupado porque la realidad de nuestro estado cambie. No aspiro a hacer militancia para que me den un hueso o para engordar la cartera. Agradezco el espacio y no pretendo nunca usarlo como una concesión, como vulgares placas de taxi a las que hay que poner a trabajar.
 

UN ADAGIO "Las críticas no serán agradables, pero son necesarias". / WINSTON CHURCHILL



Columnas anteriores

visitas