CÚPULA DE CÚPULAS

La parte “no tersa” de la transición


Víctor Ortiz

Lecturas: 1567

No queda duda que la parte menos tersa de la transición en Tabasco, será lo financiero.

Ahí es donde hay más piedras y hoyancos rumbo al cambio de gobierno, y por tanto es el punto que no sólo ha despertado mayor interés, sino que ahí hará falta (además de las calculadoras y el álgebra), la mayor capacidad política de ambos equipos.

El asunto es delicado y no es un secreto. Hay problemas graves en varios sectores, como salud. Hay dependencias que este año se semiparalizaron como Sedafop, por poner un ejemplo, ante el atorón presupuestal.

Está complicado sin duda.

El Gobernador Electo, Adán Augusto López Hernández, ha sido cuidadoso la referirse al renglón presupuestal, en espera de tener seguramente toda la información sobre la mesa, para de ahí partir. Ello habla de la madurez política con la que llega López Hernández a la Gubernatura.

El Gobernador Arturo Núñez Jiménez ha venido librado la batalla financiera desde el primer minuto de su gobierno, primero por la debacle, luego por la Reforma que golpeó las partidas tabasqueñas, después por el zamarreo petrolero y ahora por todo lo que se sumó en el cierre.

De ahí que será importante la reunión que sostendrá el próximo domingo con el Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

En esta toma de decisiones, el mandatario anunció ayer que envió al Congreso una iniciativa para reorientar 125 millones de pesos del empréstito solicitado en 2015 para el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), y que se canalice con urgencia al Sector Salud, para medicamentos y materiales principalmente.

Una acción que puede dar un respiro a salud y a la transición. *** Se anticipan cambios antes del primero de diciembre en el Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco, a pesar de que los relevos son hasta abril del 2019.



Columnas anteriores

visitas