POLÍTICA DE HOY

Adán va por Gaudi y Fitz


Samuel Cantón Zetina

Adán puso en pausa la reconciliación para aclarar que no pasa por solapar la corrupción. Con eso colocó en el banquillo de los acusados a los implicados en la extraña triangulación Gobierno-Sernapam-Centro, de $200 millones del crédito de Seguridad Pública.
 
En respuesta a cuestionamientos de Juan Manuel Fócil y Gerardo Gaudiano de que las obras sin licitar “legalizan la corrupción” y hay “riesgo de discrecionalidad”, el Gobernador electo aseguró que sus amigos no se beneficiarán de los contratos directos: “El león cree que todos son de su condición…”
 
Y apartando del micrófono el discurso de la mano extendida, los llamó “padrinos de los moches” -le queda más a Fócil y a Candelario- que ahora se dan “golpes de pecho”. Encarrerado, les sugirió que se tomen la molestia de leer las reformas a las leyes de Obras Públicas, Asignaciones y Arrendamientos, y que “mejor expliquen los asuntos del Vactor; los negocios de los hermanos (Cancún/Gerardo y Cristóbal Gaudiano), las compras de luminarias -en redes son exhibidas modo “disco”- y el destino de los $200 millones.
 
El chiste está en que no es una simple declaración-pausa de Adán, porque ahora los diputados de su partido están obligados a investigar a fondo y a seguir con sabuesos la ruta del billete (Casilda sabe).
 
Ni modo que no lo hagan.
 
Y DE MAÑANA…
RECULÓ AMLO, y cuando antes dijo que el Borrón y cuenta nueva terminó el uno de julio, ahora lo pasó para el 31 de diciembre.
 
Viene el 14 y se reunirá en privado con Núñez, como lo ha hecho con todos los Gobernadores (su reunión de antes fue en Palenque, no en La Quinta)...***ES POR la responsabilidad de Núñez, al negarse a contratar más empréstitos, que Adán arrancará con un techo de endeudamiento de ¡$8 mil millones!, y del que echará mano: “Tabasco no puede seguir retrasado”, dijo a CMIC…


Columnas anteriores