MANIFIESTO

Adiós a Chuy Sibilla


José Chablé Ruiz

Lecturas: 2239

Los mejores periodistas del mundo, de México y Tabasco, no estudiaron periodismo, comunicación. Estudiaron Historia y Derecho como el polaco Ryszard Kapuscinski y el colombiano, premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez; o Medicina como la italiana Oriana Fallaci.

El oriundo de La Merced de la Ciudad de México, Jacobo Zabludovsky Kraveski se graduó de abogado; el exdirector de Excélsior y de la Revista Proceso, Julio Sherer García dejó truncos estudios de Derecho y Filosofía; y el tabasqueño, director de la Revista Siempre, José Pagés Llergo, el güero Pagés, fue un autodidacta; como en Tabasco lo fue José Frías Cerino, mientras que Isidoro Pedrero Totosaus dejó trunca la carrera de Ciencias Políticas.

Kapuscinski sostenía que para ser periodista se tiene que ser un buen ser humano. "Creo que para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser un buen hombre, o una buena mujer: buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias".

Formado por su padre Jesús Antonio Sibilla Zurita, y forjado a su muerte, el médico veterinario zootecnista Jesús Antonio Sibilla Oropeza, supo, como decía José Ortega y Gasset, ser un hombre de su tiempo y de su circunstancia.

"Telereportaje" tiene dos épocas. La de Don Jesús Sibilla y la de Chuy Sibilla. Las dos son un ícono y fenómeno de la comunicación. Aunque me atrevo a decir que Chuy Sibilla fue un parteaguas como comunicador, porque contribuyó con su voz en Telereportaje a que en Tabasco hubiera democracia, justicia social; se combatiera la impunidad, la corrupción; y pugnó por fomentar los valores de la familia, cívicos, amor por la naturaleza.

Se va un excelente comunicador, Chuy Sibilla dijo hasta luego el pasado lunes, para que en Telereportaje se escriba la época de Emmanuel Sibilla. Los dos son émulos de Kapuscinski. A los dos les deseamos éxitos en sus caminos.



Columnas anteriores

visitas