POLÍTICA DE HOY

PRI, sicario


Samuel Cantón Zetina

Es demasiado perverso hasta para ser aquí.

1.- Debido a la decisión de Andrés Manuel López Obrador (en su última visita platicó con Núñez en La Quinta) de no desatar ningún linchamiento contra el gobierno actual, un puñado de priistas y morenistas se reunió para trazar un plan del modo en que pueden burlar la orden del Peje.

Figuran granieristas, andradistas y alcaldes electos "purificados" a pesar de su evidenciada corrupción.

Se trató de un cónclave de enemigos del Gobernador.

2.- El pacto consistió en que sí habrá cacería, pero no por parte de los gobiernos o diputados del partido de AMLO, sino del tricolor, con respaldo bajo el agua de la corriente priísta del Santuario.

Un acuerdo que convierte al PRI en brazo armado de los resentidos y adoptados por MORENA. Las primeras embestidas -habrá muchas otras- se produjeron por el lado del Congreso y de ataques de los medios, contra "la piñata favorita": Amet Ramos, y el ex candidato perredista a alcalde del Centro, Jaime Mier y Terán Suárez.

Al secretario de Finanzas, los legisladores tricolores lo quieren en el pleno no para que explique la situación del dinero -Núñez ha expuesto repetidamente la razón de la insolvencia-, sino para direccionarlo al Creset.

Lo del hombre del jeep, vinculado a un presunto faltante en Bachilleres de ¡$2 mil millones!, es grotesco y ridículo, y tiene como trasfondo el odio del ex líder sindical José Ramón Díaz Uribe, al que aquel exhibió en Telereportaje, y quien -con una fortuna que nadie se imagina- financió campañas municipales de primores, al igual que el Químico a través de prestanombres.

¡Quién se iba a imaginar que el PRI acabaría como sicario!

 

Y DE MAÑANA…

DOS MIL millones en laudos deben municipios, y los que van a entrar ya anunciaron que "reestructurarán" los Ayuntamientos, que no es más que echar a la calle al personal de confianza -de entrada- para acomodar a sus parientes, amigos, compadres y queridas. ¿Y la LXIII Legislatura?...



Columnas anteriores