¡AH, CARAY!

Changuitos por el sueño petroquímico


Ezequiel Luna Arias

En pleno mes patrio, vemos y sentimos que la maleantada está desatada y mantiene en un grito a la raza pozolera. ¿Y las autoridades? Bien, gracias. Nunca pudieron con el paquete y ahorita que es la última y nos vamos, mucho menos. Los saldos acumulados se reflejan en una anarquía, difícil de torear en lo que resta del 2018. En Cárdenas, aprovechando que la Poli y los tranchos, andan rebeldes, y los seguidores de Rafa y don Lalo dándose hasta con la bacinica por la silla mañocipal, mientras tanto, la delincuencia a sus anchas hace de las suyas, provocando otro jueves negro…

Lo que nos anima es que el Góber electo, Adán Augusto, con la que será la Secre de Energía, y el futuro director de Pemex, Octavio Romero, andan supervisando los terrenos donde se construirá la refinería de Petróleos Mexicanos, allá en Paraíso. Si eso se concreta el próximo año, hermanito, ya estuvo que empezamos a salir de apuros, pues la derrama económica y la generación de empleos serán tan grandes que impactará a toda la región; y si a eso le agregamos la instalación de la Secretaría de Energía en Pozolandia, en Cárdenas, la chaviza no tendrá pretexto de andar atracando a diestra y siniestra…

Allá por los años 1978 a 1979, al igual que hoy, sufriendo una crisis, se empezó a vivir una alegría en los municipios de la Chontalpa, porque el gobierno de López Portillo anunciaba con bombo y platillo la construcción de una refinería en Huimanguillo. Por tal motivo, en 1980 se empezó a construir la vía férrea que iría de estación Chontalpa a Dos Bocas, por la que saldrían los productos refinados a ese puerto y de ahí al mundo entero. En Cárdenas, tras la inminente concreción del proyecto, se construyó el puente que está a la salida rumbo a Coatza, mismo que libraría el paso de los buque-tanques. Estalla la crisis de 1982, con una devaluación galopante y todo queda en el olvido, menos el puente, que aún todo cancharejo nos recuerda que primero hay que hacer el río y luego a él.

Hay que hacer changuitos pa' que no se repita la historia.



Columnas anteriores