La Conciencia del Amor

¿Fidelidad para ti o para todos?


Haydeé Colín

Lecturas: 1185

Si eres fiel contigo mismo, jamás tendrás problemas para serlo con los demás.

La fidelidad es un valor, es la capacidad espiritual de dar cumplimiento fiel a las promesas ante uno mismo y ante los demás, es mantener los juramentos y la realización de la palabra empeñada, es sinónimo de lealtad. Aunque cambien el tiempo y las circunstancias, ser fiel es ser leal.

Significa basar la conducta en principios e ideales de fuerte solidez para perseverar en todas las tareas; es un valor moral que asume el ser humano para cumplir los compromisos adquiridos, implica ser capaz de no engañar ni traicionar a los demás.

En el contexto de la vida en pareja, la fidelidad se refiere a sostener el convenio acordado y llevarlo a cabo a pesar de los cambios y del tiempo. Denota firmeza de carácter y soberanía de espíritu. Es un valor fundamental en el desarrollo armónico del hombre. Una persona fiel a sus principios y valores éticos y morales, es una persona confiable, digna, alegre y sana.

La fidelidad acrecienta la confianza en cualquier ámbito de la vida, con los amigos, trabajo, familia, negocios, pareja, etcétera. La fidelidad es necesaria para ser felices, llevar una vida sana, integrada, dichosa y plena, en un marco de armonía y respeto. ¡Atrévete a serte fiel a ti y a los demás!



Columnas anteriores

visitas